Chilpancingo, Guerrero.- Este lunes se cumplieron tres semanas de paro de labores, protestas y toma del Ayuntamiento de Chilpancingo por trabajadores sindicalizados, quienes no logran acuerdos en el incremento salarial con el gobierno de Antonio Gaspar Beltrán.

Los trabajadores de la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) se mantienen en paro desde hace tres semanas y mantienen un campamento afuera del ayuntamiento junto al acceso que conecta con la plaza Primer Congreso de Anáhuac.

Consultado vía telefónica, el dirigente sindical Natividad Adama Martínez señaló que son 776 trabajadores los que se mantienen en paro de labores.

Explicó que el alcalde les ofreció un incremento salarial del 3.5 por ciento, pero la base trabajadora lo rechazó y mantienen su postura de un aumento del 10 por ciento.

Por separado, los trabajadores de la sección 14 del sindicato Independiente se manifestaron en diferentes avenidas de la ciudad sin bloquear la circulación, y denunciaron que el alcalde abandonó las mesas de negociación desde el jueves.

El trabajador Lorenzo Flores Hernández dijo que aún tienen pendientes por resolver con el alcalde 32 puntos del pliego petitorio, uno de ellos el incremento salarial, seguro de vida para el personal de bomberos y Protección Civil.

Cuando el semáforo marcaba el alto, los trabajadores colocaban lonas con sus demandas “para informar a la ciudadanía los motivos de su manifestación”.