Acapulco, Guerrero.- La Procuraduría General de la República (PGR) quiere imponer su verdad porque los 43 estudiantes de Ayotzinapa no fueron quemados, insistió el vocero de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), Walter Añorve Rodríguez.

Maestros e integrantes de organizaciones civiles marcharon desde las instalaciones de la Coordinadora Educativa de la Región Acapulco-Coyuca, con dirección al asta bandera, esto para exigir el esclarecimiento de la desaparición de los normalistas.

Al inicio de la marcha, el magisterio disidente hizo una parada de 5 minutos en la glorieta de La Diana, en donde bloquearon un sentido de la Costera de Acapulco.

CETEG-Acapulco_800x400

Después, siguieron la movilización, en donde lanzaron consignas en contra de los hechos violentos de la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre del 2014,  y bloquearon un sentido de la Costera a la altura del asta bandera.

CETEG-Acapulco-Ayotzinapa

La movilización formó parte de las acciones que emprendieron padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a dos años de los hechos de Iguala.

“El estado mexicano ha quedado al descubierto porque desde un primer momento se entendió que fue un crimen de estado y que había responsabilidades”.

“No se mueve una sola pieza aquí en el país sin que lo sepan las autoridades federales y el ejecutivo, con la maquinaria que tienen como el Cisen”, dijo Añorve Rodríguez.

Asimismo, los docentes exigieron el esclarecimiento de los hechos de la noche y madrugada del 26 y 27 de septiembre del 2014.

“Desde un principio se vio un montaje cuando los cuerpos de los compañeros todavía estaban tendidos y hablaban de que habían sido llevados al basurero de Cocula y quemados ahí, eso es mentira”, reprochó Walter Añorve.

Los integrantes de la CETEG se trasladarán mañana lunes a la Ciudad de México, a la marcha nacional que se realizará este lunes a las cuatro de tarde.