Más de 500 productores de diversas regiones de Guerrero, aglutinados a la organización Antorcha Campesina, marcharon en Chilpancingo para realizar “visitas” a delegaciones del gobierno federal y estatal para el cumplimiento de obras y apoyos para los sectores vulnerables de la entidad.

Una de las demandas principales por parte de los campesinos, es la entrega de subsidios por parte de uno de los programas federales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), ya que más de cinco mil productores ya cumplieron con los requisitos establecidos.

“El programa de agroincentivos, entrega fertilizante y material para la producción de maíz y frijol para el 2016. Ya se entregaron los requisitos a la SAGARPA pero queremos asegurar que el apoyo sí salga, que se les entregue a los campesinos. Que no se inicie a filtrar la información a los productores para que al final se apoyen solo a 500 a mil  o dos mil”,  manifestó José Juan Bautista Hernández, dirigente en Guerrero del Movimiento Antorchista.

Destacó que el programa de agroincentivos es muy bueno y, de cumplirse a cabalidad, será benéfico para los guerrerenses tanto para auto alimentación como para venta pues estimó una producción de 20 mil toneladas de este grano básico durante el año.

“El programa ayuda a producir frijol y maíz, los mexicanos somos hijos del maíz y necesitamos que el programa llegue a los verdaderos trabajadores del campo”, indicó.

Los campesinos provenientes de la Montaña, Costa Chica, Montaña Baja y zona Centro, iniciaron la movilización alrededor de las 11 de la mañana y caminaron por la avenida Lázaro Cárdenas hasta llegar a la delegación de SAGARPA donde entraron para dialogar con funcionarios.

Además de SAGARPA, se trasladaron a la CICAEG en donde pidieron el cumplimiento de las obras ya pactadas para este mes y de las cuales no hay avance.

“Queremos que los proyectos carreteros continúen y que se empiecen a construir, se tratan de carreteras en Zapotitlán, puentes en Chilapa y tramos carreteros en Chilpancingo y Quechultenango”, detalló.

Finalmente se trasladaron al Palacio de Gobierno en donde pidieron atención del Ejecutivo estatal debido a que no se han dado avances en temas “graves” que se han planteado en mesas de trabajo con anterioridad.

Entre algunos de los puntos, destacó el caso del predio de la colonia Nueva Revolución en Chilpancingo en donde el líder de los habitantes de ese asentamiento y activista de Antorcha, Florián Reyes Rafaela fue asesinado cuando estaba inmerso en una lucha legal por terrenos en dicha colonia.

“Hemos demostrado ante la Secretaría General de Gobierno el derecho de los vecinos al terreno que debidamente pagaron, anteriormente el INVISUR avanzaba en el tema y se hablaba de una pronta expropiación y de repente dicen que ya no pueden hacer nada, este tema nos preocupa y peligrosa, los supuestos apoderados legales asesinaron a nuestro compañero… queremos castigo para los responsables y que no haya desalojo de las decenas de familias que habitan ahí”, explicó el dirigente.

La movilización culminó en el Palacio en donde una comisión es atendida por parte de funcionarios del Gobierno del Estado