Chilpancingo, Guerrero.- Para hacer un llamado para recuperar la paz en Guerrero, cientos de personas marcharon por las principales calles de Chilpancingo.

Encabezadas por el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, vecinos de la capital de Guerrero se concentraron en el parque Margarita Maza de Juárez vestidos de blanco.

A la movilización llegaron personas sin distinción política ni religiosa para sumarse al llamado de construcción de paz desde todas las esferas en Guerrero ante los azotes de inseguridad.

"Ustedes saben cuál es la situación de México, la cuestión de inseguridad y sobre todo en el sexenio que terminó donde hubo secuestros, desapariciones, muertes y otros problemas de seguridad", manifestó el obispo Salvador Rangel.

El líder eclesiástico consideró que los principales problemas del país, y Guerrero, son la inseguridad junto con la corrupción y aclaró que la marcha es para hacer un llamado de conciencia a la ciudadanía para lograr la paz.

De acuerdo con el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, el 2019 "no arrancó muy feliz respecto a asesinatos y secuestros" por lo que hizo un llamado al gobierno federal para voltear hacia Guerrero "y nos ayuden a lograr la paz".

La marcha recorrerá las avenidas Insurgentes, Juárez e Ignacio Ramírez hasta llegar al centro de Chilpancingo donde se realizará un pronunciamiento en favor de la paz.