Chilpancingo.- En compañía de niños de brazos y hasta de casi 3 años de edad, simpatizantes de estancias infantiles en Guerrero marcharon por las principales avenidas de Chilpancingo, hoy alcanzará una temperatura máxima de 34 grados según la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en rechazo a las nuevas reglas de operación.

Minutos después de las 11 de la mañana, cientos de administradoras, educadoras, padres de familia y niños de estancias infantiles iniciaron una marcha desde el monumento a Nicolás Bravo, ubicado al norte de Chilpancingo, para exigir que el gobierno federal mantenga el subsidio a este programa.

A pesar de las anomalías que se han descubierto en el programa, como el caso de 80 mil niños fantasmas, según el gobierno federal, encargadas de las estancias han manifestado su preocupación por el retiro del apoyo para menores.

Entre las demandas de hoy, los manifestantes pidieron que el Congreso del estado sea intermediario con el delegado federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval, y realicen con él una audiencia.

“Queremos que por medio del Congreso, Pablo Amílcar nos dé una audiencia, ayer unas compañeras de Acapulco lo abordaron, pero no les hicieron caso”.

“El jueves salieron las reglas de operación con las cuales está desapareciendo el programa de estancias infantiles, por eso también queremos que el gobierno del estado aporte becas para los niños”, manifestó Dulce Patricia López, de la estancia José López Portillo.

La movilización duró casi dos horas, a pesar del fuerte calor en la capital, y arribó a la sede del poder legislativo en donde los simpatizantes de estancias infantiles pidieron la intervención de diputados locales.

[caption id="attachment_309825" align="alignnone" width="1055"]Estancia infantil Guerrero Estancia infantil Guerrero[/caption]