Guerrero.- Esta mañana alrededor de 500 trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo marcharon en repudio al atentado que sufrió el líder sindical, Domingo Salgado Martínez.

Los inconformes se concentraron a las afueras del Museo de la Avispa, y después se dirigieron al Palacio de Gobierno y a la Fiscalía General del Estado (FGE).

Ayer, se hizo público que Salgado Martínez, había sufrido un ataque armado mientras se dirigía a su domicilio abordo de su vehículo.

A las afueras de la FGE, los trabajadores solicitaron una audiencia con el fiscal general Jorge Zuriel de los Santos Barrila para tratar el caso.

De entrada, los agremiados a la Sección 14 del Sindicato Independiente solicitan que se otorguen medidas de seguridad para el líder sindical y su familia, así como que se investigue el hecho.

Es el segundo atentado de muerte contra Salgado Martínez. Este se registró en noviembre de 2018.

Durante la movilización, los trabajadores distribuyeron cubrebocas, para evitar la propagación del coronavirus.