Chilpancingo, Guerrero.- Cientos de maestros de la CETEG y católicos del movimiento En Defensa de la Familia, marchan juntos en la capital.

En la marcha, también participan padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, así como integrantes de otras organizaciones sociales.

Cabe destacar que los integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG), y los activistas religiosos habían convocado para dos marchas independientes.

Sin embargo, dado que comenzaron a reunirse desde las 10 de la mañana en el monumento a Nicolás Bravo al norte de Chilpancingo, finalmente decidieron unificar la manifestación.

El magisterio protesta contra la reforma educativa, como parte de la jornada de lucha convocada por la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mientras que los católicos se manifiestan en contra del matrimonio igualitario, que permitiría casar a parejas del mismo sexo.

Actualmente, cientos de personas avanzan sobre el carril norte-sur de alta velocidad del bulevar hacia el sur de la capital.