México.- En silencio y vestidas de un luto riguroso, más de un millar de mujeres abrieron una nueva jornada de manifestaciones en Santiago, dos semanas después del inicio crisis social que sacude a Chile tras el aumento de las tarifas del Metro y terminó con más de un millón de personas en las calles contra la desigualdad.

"Justicia, verdad, no a la impunidad", vitorearon las manifestantes frente a La Moneda, la sede del gobierno, al final de la protesta, rompiendo el silencio que guardaron en gran parte de su recorrido por la Alameda, la principal avenida de la capital chilena.

Con vestidos negros y pañuelos blancos rindieron honor a "los caídos", en alusión a la veintena de personas que murieron en medio de las protestas.

Cargada de simbolismo, cuando el país y gran parte de la región conmemoran el día de los difuntos, la marcha tuvo momentos de tensa calma cuando las mujeres en silencio y con sus puños en alto se colocaron frente a filas de efectivos de policías que observaron sin intervenir.