Integrantes de los llamados Frentes de Grupos vulnerables de Chilpancingo, integrados en su mayoría por personas de la tercera edad y con discapacidad, marcharon el día de hoy por las principales calles de esta ciudad, de la Alameda Granados Maldonado a las oficinas de la Comisión de los Derechos Humanos, para solicitar la intervención del ombudsman Ramón Navarrete Magdaleno.

Denunciaron que el gobierno estatal y municipal, no han cumplido con varias promesas que hicieron con los discapacitados y personas adultas mayores. Entre sus exigencias está la entrega de sillas de ruedas, bastones y otros aparatos que son de vital importancia para su vida cotidiana. También solicitan al ayuntamiento la condonación del pago del impuesto predial y los servicios de agua potable.

La Coddehum se comprometió a dar seguimiento y acompañamiento a estas personas en este pliego de demandas tanto al gobierno estatal como al gobierno municipal.