Guerrero.- Sindicalizados del Congreso local, que están en paro de labores desde la semana pasada, marcharon en Chilpancingo como parte de sus acciones para presionar a que se les otorgue el incremento salarial del 13 por ciento.

Después del mediodía, los más de 100 trabajadores de la sección 55 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) salieron en marcha de su campamento que mantienen afuera del Congreso.

Los manifestantes avanzaron por la avenida Lázaro Cárdenas, Juan N. Álvarez, para luego incorporarse a la avenida Alemán y regresar al campamento en el Congreso a las 14: 00 horas.

En entrevista el dirigente sindical, Lenin Hernández Mena, afirmó que el equipo jurídico del sindicato prepara su defensa, luego que el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez, señalara que el movimiento era ilegal y se levantarían actas administrativas en contra de los trabajadores.

Hasta el momento ninguno de los 165 trabajadores en paro tiene actas levantas y confió en que no se hagan.

Hernández Mena pidió la intervención de la Jucopo en pleno, ante la falta de insensibilidad de Helguera Jiménez con quien hasta el momento no han llegado a ningún acuerdo.

“No vemos disposición ni sensibilidad. Hay un desinterés que tiene el presidente para darle solución y concretar un acuerdo”, comentó.

El dirigente negó que haya mesas de trabajo con el presidente de la Jucopo y la parte negociadora la encabezó en un primer momento el secretario de Servicios Financieros y Administrativos Netzahualcóyotl Bustamante Santín.

Los trabajadores iniciaron el paro labores y la toma del Congreso el lunes de la semana pasada. Los diputados sesionaron en dos ocasiones en la sala del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), ayer lo hicieron en un salón de un hotel en Acapulco.