México.-En una pelea intensamente disputada, la mexicana Mariana “Barbie” Juárez cumplió con éxito la novena defensa de su diadema mundial absoluta de peso gallo del WBC contra la argentina Carolina “Turca” Duer, a la que se impuso por decisión unánime en 10 asaltos ante un lleno en el Centro de Convenciones de esta ciudad.

Fue una pelea de alternativas en que ambas contendientes no se reservaron nada de lo que traían en su arsenal. La experiencia de que las dos han sido campeonas del mundo en las divisiones supermosca y gallo (la sudamericana, por la WBO), hizo que se produjeran algunas acciones intensas ríspidas, con el público presente en apoyo a la peleadora de la Ciudad de México.

Finalmente, fue sin contratiempos la victoria de la peleadora de Santa Úrsula, en la Ciudad de México, al aumentar la cadena de exposiciones de la corona de los 53.524 que le reconoce el Consejo Mundial de Boxeo.

Juárez Trejo siempre propuso la batalla para dominar durante los 10 asaltos a Duer, que dejo de lado inactividad que arrastraba, pues no subía a un ring desde hace un año y 14 meses, mientras que la nuestra se ha distinguido por su constante actividad.

Para la sudamericana fue la primera salida de su país y experimentó su tercera derrota en fila. Carolina tampoco ha sabido lo que es ganar desde hace tres años, al encontrarse con una monarca sólida que obtuvo el 1 de abril de 2017.

Para Mariana Juárez, de 39 años, fue su triunfo número 54 a cambio de nueve derrotas, con 18 nocauts y cuatro empates. La “Turca” Duer, de 41 años, bajó a 19-6, con seis nocauts y un empate.

La “Barbie” Juárez mantiene su posición de disputar el cetro mundial supergallo del WBC, con lo que, de tener éxito, completaría su tercia de tronos avalados el organismo verde y oro. Es posible que haya sido su último combate en la división en que reina.

El control de la pugilista azteca se vio reflejado en las tarjetas finales de los jueces, que fueron de 97-94, 98-91 y 98-91.

Juárez se llevó a un cinto de edición especial que conmemora el mes de la lucha contra el cáncer de mama. Señaló que quizá sea el último combate antes de ir por la faja supergallo.