Acapulco, Guerrero.- Asociaciones civiles protectoras de animales reprocharon a la diputada local, Mariana García Guillén, que de los 6 millones de pesos que había declarado que se tenían contemplados para apoyar la inhabilitación de las calandrias de Acapulco, sólo se darán dos millones de pesos, lo cual sólo alcanzará para ayudar a seis de un total de 56 calandrias.

El grupo de activistas exhortó para que explique cuál será el destino final que tendrán los caballos de las calandrias del puerto de Acapulco, luego de que entre en vigor Ley de Bienestar Animal, y denunció que se ha evidenciado apatía por parte de la diputada Guillén, ya que no ha explicado por qué tal reducción del presupuesto anunciado.

En entrevista en un restaurante de Acapulco, Elsa Cristina Salgado Gama, presidenta de la asociación Patitas Felices, manifestó que en una mesa de diálogo en la capital del estado con autoridades y asociaciones protectoras de animales fue donde la diputada Mariana García anunció que sólo existen 2 millones de pesos.

Salgado Gama alertó que urge poner atención en el destino que tendrán los equinos que será retirados y de que manera obtendrán apoyos para su alimentación y cuidado y así no corran peligro de ser ocupados para consumo humano, experimentos o para equinoterapias, sino gocen de una vida digna en un lugar destinado para ello.