México.- Hacer una parodia y una sátira al machismo orilló al pintor Erik Rivera a crear diez obras que forman parte de su muestra Maricón: desafío al desafío, que se exhibe hasta el 11 de marzo en la Galería José María Velasco, junto con Bindu de Favio Montoya.

Rivera dijo en entrevista que la exposición es una dicotomía de la palabra maricón, ya que para algunos significa homosexual, y para otros, cobarde. “Mi pregunta va más allá de esta expresión y va dirigida en el sentido de quién es más maricón: el que lo es o el que le teme. La palabra maricón puede causar mucha o poca incomodidad entre la gente. Incluso le ocasiona ira a los homófobos”.

Agregó que una mitad de las pinturas expuestas son de personajes afeminados, y la otra, de imágenes más agresivas, con la idea de que el público juegue con ellas y descubra cuáles son sus diferencias.

“Todos los personajes de las obras vienen acompañados de flores, para neutralizar el machismo o hacerlo más cursi, tratando de navegar entre lo afeminado y el machismo, al que le hago una parodia y una sátira”.

Su obra se centra en presentar “personajes con ojos grandes y miradas abiertas, desprendidos de mi sobrenombre, que es El niño terrible. Para mí, el niño terrible es un infante que inocentemente incomodará a los adultos, al hacerles preguntas que no pueden responder. Mi idea es conectar al público con su niño terrible interior, ya que por medio de su aparente inocencia puede abordar sin restricciones temas que son tabú entre los adultos, como los ojos”.

Sostuvo que sus piezas son una metáfora del infante que prevalece en cada persona. “Mis niños, por ejemplo, ya fueron adultos, y lo que quieren es incomodar por medio de preguntas y de miradas fijas. Impertinencia funcional”.

Rivera tiene actualmente tres muestras individuales en exhibición: La niña de mis ojos. Frida, una reinterpretación de los autorretratos de Frida Kahlo, en la estación Chabacano del Metro; una retrospectiva en el Complejo Cultural de Cholula, en Puebla, y Maricón: desafío al desafío en elrecinto del Instituto Nacional de Bellas Artes, junto con la de Montoya, y en donde también se presentan My Lord de Vicente Anaya en la Pieza del mes y lo creado ex profeso por Pvlcro para la Intervención de fachada.