Manuel Sedeño y Mario Barbosa se conocieron desde hace ocho años en Tijuana, Baja California.

Manuel entró a un bar gay de la ciudad, y vio a Mario bailar. También este se impresionó con la manera de moverse de Manuel.

“Lo primero que vi fueron sus manitas en el aire, a partir de ahí quedé súper enamorado de él; en ese momento sentía un diablito bueno y uno malo sobre mis hombros, el bueno me decía ‘lárgate de aquí’, el malo decía ‘quedate’. Me salí del bar, pero al instante regresé y le hice caso al diablito malo”, cuenta Mario, entre risas.

Manuel no tardó en invitarle una cerveza y, a cambio, este lo invitó a tomar un café en Sanborns.

Tres semanas después, ambos vivían juntos.

“Me enamoré de esos ojitos verdes desde el primer momento en que los vi”, asegura Manuel.

No ha sido fácil, señalan. Desde hace un año, Mario padece cáncer, lo que lo ha obligado a tomar quimioterapias; pero ambos aseguran que nunca se han abandonado.

Ambos cuentan con el apoyo de su familia, Mario ha sido padrino de muchos miembros de la familia de Manuel.

Por eso, el pasado viernes, y en compañía de sus amigos, contrajeron matrimonio en la primera boda multitudinaria para parejas del mismo sexo en Guerrero, celebrada en las playas de Acapulco. Aunque la familia no pudo acompañarlos, saben que cuentan con el apoyo de ellos desde Tijuana.

Ahora agradecen al gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, por hacer su sueño realidad.

“No cualquiera acepta algo así; la verdad, tienen un excelente gobernador”, dice Mario.

Sin embargo, su matrimonio podría no tener la validez que el gobierno estatal les asegura; o al menos así lo señaló el presidente del Colegio de Abogados de Acapulco, Salomé Gutiérrez Aguirre quien advirtió que se debió esperar a la modificación de la Ley del Registro Civil por el Congreso de Guerrero.

A su vez, el presidente del Congreso local, Bernardo Ortega Jiménez, dijo que aún se escucharan las voces que piden que no se legalicen estos matrimonios, por lo que no se puede garantizar la pronta modificación de la Ley.