México.- La renuncia del ministro de la Suprema Corte de Justicia, Eduardo Medina Mora, tiene relación con el intento del gobierno federal para que se apruebe la figura de revocación de mandato y que en caso de que sea declarado inconstitucional, el Ejecutivo federal tenga el control del máximo tribunal del país.

Así lo aseveró el presidente nacional del PAN, Marko Cortés, quien comentó que la víspera se reunió la Comisión Permanente de ese partido y se discutieron las iniciativas al dictamen de revocación de mandato.

“Acordamos que no podemos caer en la trampa que está poniendo López Obrador para que se apruebe la figura de revocación de mandato porque hay el claro intento de perpetuarse en el poder”, expresó.

En la sede nacional de ese partido, recordó que en en el mundo sólo tres países tienen la figura de revocación de mandato, uno de ellos es Bolivia y el otro Venezuela, donde han usado esta figura para perpetuarse en el poder, mientras que en el otro, Ecuador, donde no ha sido usada.

Sin embargo, dijo que en reformas en México como la creó la Guardia Nacional y que se avaló con un amplio consenso, el acuerdo era que el mando sería civil y no militar, como lo dice el texto constitucional y “esto no le importó al Presidente de la República, que simplemente aprobado, lo que hizo fue poner a un militar en activo, vulnerando no sólo el acuerdo político sino la misma reforma”.

Dijo que lo ocurrido en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), con la renuncia del ministro Eduardo Medina Mora, de la cual se debe explicar las causas graves de la misma antes de aceptarla en el Senado, es buscar que se valide lo que no es constitucional.

“Recuerden que para que una acción de inconstitucionalidad prospere se requieren ocho votos de los 11, por lo tanto con sólo 4 votos que no estén a favor de una acción de inconstitucionalidad pudiera la Corte llega a validar una la ley secundaria aún siendo inconstitucional. Esta es nuestra preocupación porque hay la pretensión del gobierno federal de vulnerar al Poder Judicial”, acotó.

Marko Cortés expuso que existe preocupación de que el Presidente de la República haya aceptado tan rápido y sin conocerse las causas graves de la renuncia “por lo que pedimos que se amplíen las razones, se explique por qué y podamos entrar a una discusión y ver si, como se presume, fue el Ejecutivo Federal quien presionó la renuncia de un ministro de la Corte y con qué fin lo hizo”.

“Es claro para nosotros que lo hizo para controlar las resoluciones de la Corte y por ello no podemos estar a favor de la revocación de mandato porque hay la clara intención de vulnerar la Constitución”, subrayó.

Agregó que hasta que se justifiquen las razones graves de renuncia de Medina Mora se debe proceder a su aceptación y en segundo término “pediríamos perfiles autónomos, independientes, que no tengan ninguna liga con el Poder Ejecutivo, ni con ningún partido” para elegir al nuevo ministro.