México.- En su primer mensaje como presidente nacional del PAN, Marko Cortés, convocó a los 60 millones de mexicanos que no votaron por Andrés Manuel López Obrador, o incluso a quienes "le dieron su confianza y hoy están decepcionados", a suscribir un gran acuerdo nacional contra lo que llamo un gobierno "autoritario, ocurrente y de caprichos".

En la sede de su partido político, tras rendir protesta como dirigente del panismo nacional, el ex diputado federal sostuvo que es necesario un acuerdo para hacer frente a las políticas de gobierno de quien será presidente de la república el próximo 1 de diciembre.

 "El día de hoy yo convoco a todos los panistas de México, a todos los mexicanos que algún día militaron en el PAN, a todos los mexicanos que tienen simpatía en este partido humanista, a los 60 millones de mexicanos que no votaron por Andrés Manuel López Obrador, y a los que votaron por él pero están decepcionados, a un acuerdo por la unidad (...) un acuerdo nacional para frenar todo intento de autoritarismo, un acuerdo nacional por la unidad para defender las libertades públicas para un Congreso que usa y abusa de su mayoría , un acuerdo para cumplir con el deber de encabezar acciones políticas que realmente beneficien a los mexicanos, un acuerdo para resistir de forma valiente y decidida el embate de un gobierno de ocurrencias y caprichos para que juntos con la sociedad civil enfrentemos estás causas", declaró.

Desde el auditorio que lleva el nombre del fundador panista, Manuel Gómez Morin, donde se dieron cita los gobernadores de Quéretaro, Francisco Domiguez; de Quintana Roo, Carlos Joaquín González; de Guanajuato, Diego Sinhué; Francisco García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Miguel Ángel Yunes, de Veracruz; y de Puebla el gobernador saliente Antonio Gali y su sucesora Martha Erika Alonso; el presidente del PAN, electo hace una semana, aseguró que Morena promueve reformas "anticonstitucionales" que van en contra del Federalismo y la división de poderes.

Específicamente se refirió a la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, ya aprobada por la Cámara de Diputados, que plantea la creación de delegaciones estatales y regionales que servirán como el enlace de los estados con el Ejecutivo Federal. También hizo mención del plan de seguridad anunciado por el presidente electo, que plantea la creación de una Guardia Nacional integrada por policías militares, navales y federales.

 "Lamentablemente los riesgos que estamos enfrentando son de implosión. El proyecto de modificar la Ley Orgánica de la Administración Pública, aprobado en la Cámara de Diputados,  lo demuestra, así como el reciente plan de paz y seguridad. Ambos trasgreden la constitución, distorsionan gravemente la conducción federalista del estado mexicano. Las reformas plantean una indebida concentración del poder en las funciones administrativas, eliminan contrapesos y desplazan y sustituyen a autoridades locales", recriminó.

Para Marko Cortés, cuyo partido a través de su presidente Felipe Calderón confirió a los militares facultades de seguridad pública para combatir la delincuencia organizada, es "inadmisible" que Andrés Manuel López Obrador pretenda además concentrar el poder, militarizar al país.

"No es aceptable que con propósitos político electorales se pretendan constituir autoridades paralelas a los órganos locales, tampoco es admisible que frente a la grave situación de seguridad que viva el país, se ofrezca como solución la militarización del país", expresó.

Este lunes, además de rendir protesta como dirigente nacional, Marko Cortés tomo protesta a quienes lo acompañarán en el Comité Ejecutivo Nacional, empezando por el secretario general Héctor Larios.