Chilpancingo, Guerrero.- En su primer día de gira por Guerrero, la vocera del Consejo Nacional Indígena (CNI), y aspirante presidencial del EZLN, María de Jesús Patricio Martínez (Marichuy), llamó a la ciudadanía a organizarse ante el grave problema de violencia en la entidad.

Indicó que no tuvo miedo de emprender una gira de tres días en el territorio guerrerense, pese al fenómeno delictivo en distintas zonas del estado, y a pesar de un asalto que sufrió parte de su equipo en la región Tierra Caliente de Michoacán.

“Lo que está pasando en Guerrero está pasando en todos los estados, es en todo el país que nosotros vemos que esta la violencia, nosotros hemos visto que es una estrategia que ha traído y que está poniendo el mismo gobierno”, mencionó.

Patricio Martínez convocó a las mujeres a organizarse, luego del reciente feminicidio de Magdalena Aguilar, la nutrióloga que fue asesinada y cocinada por su ex pareja en Taxco.

“Los pueblos indígenas tienen problemas fuertes y ya no aguantan, y por eso el consejo decidió participar... para hacer notar estos problemas”, comentó en su discurso ante estudiantes.

Afuera de Ciudad Universitaria en Chilpancingo, lugar al que arribó Marichuy este jueves, no hubo vigilancia de agentes de la policía estatal, pese a que la inseguridad fue una preocupación de sus colaboradores, unos días antes de su visita a la capital de Guerrero.

En el acto realizado en la Facultad de Filosofía y Letras de la UAG, la aspirante presidencial fue resguarda en todo momento por una vaya de mujeres nahuas.

La explanada de la facultad no se llenó por completo, sin embargo, al concluir el evento otro grupo de personas rodeó a Marichuy a lo largo de 200 metros mientras caminaba hacia al salón de usos múltiples, el cual fue cerrado enseguida.

Marichuy visitará este viernes, algunas comunidades indígenas en el ejido General Enrique Rodríguez, localizado entre los municipios de Copala y Marquelia en la Costa Chica

Por la tarde, estará en el municipio San Luis Acatlán, donde permanecerá hasta el domingo, luego visitará el ejido de Buena Vista, ubicado en este último municipio.

¿Quién es Marichuy?

Es la médico tradicional de los nahuas de Tuxpan y rancherías circundantes, que acuden al dispensario de medicina alternativa que inició en 1992 atraídos por los certeros diagnósticos de la mujer, de 57 años, madre de tres hijos y quien no duda en tortear en el comal cuando tiene visitas en su casa por el puro gusto de presumir el maíz criollo que se cosecha en la región.

Adscrita a la Unidad de Atención a Comunidades Indígenas (UACI) de la UdeG desde 1997, Marichuy -como la conocen todos en el pueblo- comenzó el proyecto del consultorio que con el paso del tiempo se convirtió en un referente en Tuxpan, no sólo entre los nahuas sino en la población mestiza en general.

Fue de las primeras en sumarse al levantamiento del Ejército Zapatista de Liberación Nacional y promover en Tuxpan organismos indígenas y campesinos filiales del Consejo Nacional Indígena, a cuyas asambleas tanto regionales como nacionales e internacionales tampoco suele faltar.

Considerada la heredera del liderazgo de la comandanta Ramona dentro de la estructura del CNI, Marichuy sin embargo ha mantenido siempre un perfil poco protagónico en Tuxpan, donde otros liderazgos son los que han destacado en particular en movilizaciones agrarias.