Equipos de rescate buscan hoy a más de 200 personas que se temen hayan quedado sepultadas tras deslizamientos de tierras en tres localidades de Sri Lanka, provocado por las intensas lluvias que han dejado 37 muertos y más de 196 mil evacuados.

Más de 300 soldados, con perros y maquinaria pesada, fueron desplegados para las tareas de emergencia en las localidades de Siripura, Pallebage y Elagipitya, en el distrito de Kegalle, unos 72 kilómetros al norte de Colombo, informó la Cruz Roja de Sri Lanka.

A pesar de las complicadas tareas de rescate debido a la densa niebla y la inestabilidad del terreno, los socorristas han recuperado los cuerpos de 16 personas sepultadas bajo el lodo y han rescatado con vida a unas 180 personas.

La televisora estatal Rupavahini emitió imágenes de enormes montañas de tierra que cubrían decenas de viviendas, con torrentes turbios de agua que caían desde las colinas.

Unas mil 141 personas que escaparon del desastre recibieron refugio y tratamiento médico por las heridas sufridas en una escuela cercana y un templo budista, indicó Mahendra Jagath, miembro del gobierno.

Las precipitaciones que comenzaron el sábado pasado mantienen a la antigua Ceilán en jaque, con carreteras cortadas, ríos crecidos y el suministro eléctrico interrumpido en varias zonas del país, incluido Colombo, según el diario ceilandés The Island.

Mientras en el resto del país las lluvias y vientos han dejado también afectaciones sobre todo en el centro y norte, como consecuencia de las lluvias asociadas a una depresión situada en la Bahía de Bengala.

El Centro de Gestión de Desastres (DMC) informó que hasta el momento han contabilizado un total de 37 muertos, además más de 346 mil personas se han visto afectas por las lluvias, de las cuales 196 mil 254 se vieron obligadas a dejar sus hogares.

El presidente de Sri Lanka, Maithripala Sirisena, viajó este miércoles a zonas afectadas para encontrarse con las víctimas, a las que les prometió el apoyo total del gobierno.

“Lo más urgente es buscar a los desaparecidos y dar alimento y cobertura sanitaria a los evacuados”, dijo Sirisena a la prensa.