Washington.- Más de 3.8 millones de personas en Estados Unidos solicitaron la semana pasada las prestaciones del subsidio por desempleo, con lo que son ya casi 30 millones la cifra de quienes lo han hecho en seis semanas en medio de la crisis por la pandemia del coronavirus, informó este jueves el Departamento de Trabajo.

La cifra de la semana pasada es algo inferior, no obstante las 4.42 millones de solicitudes de este beneficio en la semana anterior son el resultado de la paralización de gran parte de las actividades económicas en Estados Unidos debido a las medidas para contener el COVID-19.

Más de 436 millones de empresas en el planeta afrontan un grave riesgo de interrumpir su actividad debido a la crisis generada por el Covid-19, advirtió este miércoles la Organización Internacional del Trabajo (OIT), que insta a adoptar medidas urgentes para ayudar a estos negocios y sus empleados.

Según su tercer informe sobre los efectos de la pandemia en el mercado laboral, la OIT calcula que unos 232 millones de empresas de comercio mayorista y minorista, 111 millones del sector manufacturero, 51 millones en la hostelería y 42 millones en otras actividades, como la inmobiliaria, están en serio peligro.

"Millones de empresas en el mundo están al borde del colapso, carecen de ahorros y de acceso al crédito. Estos son los verdaderos rostros del mundo del trabajo, y si no se les ayuda ahora sencillamente perecerán", advirtió en un comunicado el director general de la OIT, Guy Ryder.

El organismo con sede en Ginebra insta por ello a que las medidas que se tomen en los distintos países para reactivar la economía se basen en un alto nivel de creación de empleo y estén respaldadas "por políticas e instituciones laborales más fuertes, y sistemas de protección social más amplios y dotados de más recursos".