México.- La subgobernadora del Banco de México (BdM), Irene Espinosa Cantellano, advirtió que existen más riesgos que pueden provocar que la actividad económica del país caiga que factores que incidan en que aumente, como el retraso en la aprobación del Tratado México, Estados Unidos y Canadá (TMEC), la persistencia de políticas proteccionistas y un desempeño más lento de la economía mundial.

Además, cuestionó que aunque en la opinión pública se maneje como positivo que México tenga un superávit en la cuenta corriente del 1.6 por ciento del producto interno bruto (PIB) “no es una buena noticia para el mediano y largo plazo” porque desde medianos de 2014 hay déficit en las exportaciones petroleras por la caída en los precios del petróleo y en la producción del mismo, entre otros factores.

Así que las fuentes de recursos que recibe la economía mexicana han bajado y mientras en 2014 equivalían al 9.7 por ciento del PIB para 2019 sólo representan 5.3 por ciento. “El tamaño de nuestro pastel se redujo significativamente”, destacó la funcionaria al participar en el Women Economic Forum México 2019.

Sostuvo que la incertidumbre y el nerviosismo que existen en los mercados han provocado que el bono soberano de México y de Pemex se coticen por encima de bonos de otros países que tienen una calificación crediticia similar porque se han incrementado las primas de riesgo.