México.-Dos personas muertas y una mujer policía herida de bala provocó una fuerte movilización policíaca dentro de un condominio de la colonia Santa María la Ribera, en la alcaldía Cuauhtémoc, de la Ciudad de México.

Ocurrió anoche en el edificio marcado con el número 187, de la calle de Nogal, en donde una mujer de origen extranjero pidió ayuda a sus abogados, mediante una llamada telefónica, y se dijo amenazada de muerte por su esposo.

Los abogados, quienes llevaban el trámite de divorcio de la mujer identificada como Yamila Lin, de nacionalidad argentina, pidieron ayuda a policías del sector Buenavista; lo mismo hizo el personal de seguridad del edificio.

Al escuchar los disparos, los encargados de la vigilancia en el condominio dieron aviso a unos policías que se encontraban justo en esta calle y al llegar los uniformados al edificio también fueron recibidos a tiros.

Los uniformados repelieron la agresión y en este intercambio de disparos, un hombre resultó herido de bala y murió instantes después.

Una mujer policía también fue herida por arma de fuego y hospitalizada.

En el baño del departamento fue encontrado en cuerpo sin vida de la mujer extranjera, ahí también se encontraron un par de guantes y un machete.

Durante toda la madrugada, peritos de la Procuraduría capitaliza trabajaron en las primeras indagatorias de este caso.

El 2 de julio, en Guadalupe, Nuevo León, un agente de la Policía Ministerial mató a su esposa de un balazo en la cabeza.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada y el agente ministerial aseguró que se trató de una confusión.

El presunto agresor fue detenido por agentes de la Policía Municipal en la calle Maquile, de la colonia Tres Caminos. Se identificó como Félix, de 69 años de edad.

Según un parte informativo, el detenido declaró que al estar descansando escuchó ruidos cerca de su domicilio, por lo que al levantarse ya no vio a su esposa junto a él.

Después de ir por su arma, el agente ministerial aseguró que disparó en varias ocasiones al aire con dirección a un lote baldío frente al domicilio.

El presunto responsable señala que uno de los disparos dio en la cabeza de su esposa, identificada como María del Refugio de 70 años de edad, a quien no vio por la falta de luz.

Aunque la versión del agente ministerial es que se trató de una confusión, el vicefiscal de Ministerios Públicos en Nuevo León, Luis Enrique Orozco, declaró horas más tarde que no se descarta un caso de violencia familiar.