México.-El candidato a la alcaldía del municipio de Tibú, Bernardo Betancurt Orozco, fue asesinado este domingo, en el marco de un evento proselitista efectuado en la zona de La Gabarra, del mismo municipio que deseaba gobernar, ubicado en la provincia Norte de Santander.

Versiones preliminares de algunos pobladores señalaron que un grupo de hombres armados obligó al abanderado del Partido Conservador a bajarse de una canoa en la que llevaría a cabo un recorrido por esa localidad, de acuerdo a un reporte del sitio digital bluradio.com.

Con este caso, suman tres fines de semana continuos en los que se registran ataques mortales contra aspirantes a puestos de elección popular y sube a siete el número de candidatos caídos, rumbo a la elección de los nuevos representantes regionales, cuyo mandato será de cuatro años, según un despacho informativo del diario El Espectador.

La región del Catatumbo, es considerada una de las más violentas de Colombia, debido a que predominan los cultivos ilícitos, el contrabando y la minería ilegal, de donde obtienen recursos grupos armados como el Ejecito de Liberación Nacional, disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y grupos paramilitares.

En un comunicado del Partido Conservador, señaló que “recibe con dolor la noticia de la muerte de uno de los líderes más representativos en el departamento del Norte de Santander y le exige al gobierno esclarecer a la mayor brevedad tan execrable crimen, que atenta de forma directa contra la participación democrática en el país”.

En el documento, el presidente partidista, Omar Yepes, y el vicepresidente, Juan Felipe Corzo, manifestaron su solidaridad con los familiares del candidato e indicaron que “la difícil situación que enfrentan los candidatos hoy, es una alerta que debe tener respuesta oportuna a fin de garantizar un proceso electoral libre y sin presiones indebidas de grupos armados ilegales”.

El asesinato del candidato ocurrió a pocos días de que los cinco aspirantes a la alcaldía de Tibú llegaron a un acuerdo de rechazo a la violencia y pactaron llevar a cabo proselitismo limpio, según un reporte informativo del diario El Tiempo.