#A sangre fría

Matan a hombre en Iztapalapa; asesino era yerno y amante de su pareja

Cámaras de seguridad captaron como la pareja del fallecido, identificada como Socorro «P», de 45 años, cuando dejó entrar Jorge, de 36, apodado como “El Vaca” y quien era yerno y amante de la mujer.

Por Redacción, 2019-08-29 11:54

México.-Cuando estaba listo para bañarse e incluso tenía la toalla puesta, Sergio fue asesinado a balazos por el yerno de su pareja sentimental, al interior de un domicilio de la colonia Buenavista, en la alcaldía de Iztapalapa.

El crimen fue reportado a la policía poco antes de las 10:20 de la noche del martes y los agentes acudieron a la avenida Camino de las Minas, casi esquina con Cerro Florido.

El denunciante, identificado como Aníbal, de 29 años, dijo a los uniformados que tras escuchar ruidos en la calle, salió de su casa para saber qué ocurría, pero se percató que en la casa de enfrente donde vive su suegro había alboroto.

Otro vecino le dijo al denunciante que habían matado a balazos a su pariente, de nombre Sergio, de 52 años, en una habitación dentro de su domicilio.

El hombre le dijo a los policías que llegaron, que la víctima tenía cámaras de vigilancia en su casa, por lo que los oficiales revisaron los videos.

En las imágenes su pudo ver a la pareja del fallecido, identificada como Socorro «P», de 45 años, cuando dejó entrar Jorge, de 36, apodado como “El Vaca” y quien era yerno de la mujer.

En las grabaciones se ve que Jorge ingresa a una de las habitaciones y unos instantes después, sale corriendo de la casa.

Se estableció que “El Vaca” baleó a Sergio en el pecho, quien quedó tirado el piso y a un costado de la cama, donde murió.

Los vecinos indicaron a las autoridades, que la víctima es director de la Ruta 37 del transporte público y constantemente peleaba con Socorro, a quien solía golpear.

Minutos después, policías lograron detener a la mujer y a “El Vaca”, los cuales presuntamente mantenían una relación sentimental.

#A sangre fría

Hondureña muere ahogada con hijo de 2 años al intentar cruzar río Bravo

El nombre de la mujer ahogada es Idalia Herrera, de 27 años, quien permaneció dos meses en un campamento de Matamoros, en el estado de Tamaulipas, junto con su hijo Iker Córdova, de 2 años.

Por Redacción, 2019-09-18 12:01

México.-Una mujer migrante hondureña y su hijo murieron ahogados cuando intentaban cruzar el río Bravo, que divide México y EU., ante la desesperación de reunirse con su familia.

Autoridades del Consulado de Honduras en McAllen, Texas (EU), informaron el martes 17 de septiembre que las víctimas traían documentación hondureña. Por su parte, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) señaló que ambos murieron en la mañana del 11 de septiembre.

El nombre de la mujer ahogada es Idalia Herrera, de 27 años, quien permaneció dos meses en un campamento de Matamoros, en el estado de Tamaulipas (en la frontera norte de México), junto con su hijo Iker Córdova, de 2 años. Los migrantes eran originarios de la comunidad de El Limón, en Nacaome Valle (Honduras).

En entrevista con Noticias Telemundo desde Charlotte, Carolina del Norte (EU.), el esposo de Idalia explicó que habían huído de Honduras porque «allí no se puede vivir», con «tanta delincuencia» y «tanta pobreza».

Elmer cruzó la frontera junto con sus dos niñas, de 7 y 5 años, pero su esposa y su otro hijo fueron deportados a México. Idalia tenía cita ante la corte de inmigración de EU. en noviembre. En los últimos días, según explicó el esposo, se encontraba mal y tenía fiebre, después de dormir en el suelo.

De acuerdo con algunas compañeras migrantes que conocieron a la mujer hondureña en el albergue de Matamoros, la desesperación por reunirse con su esposo y otros dos de sus hijos que vivían en EU., la hizo tomar la decisión de intentar cruzar el río.

«Nosotros le dijimos varias veces que no lo intentara, porque si volvía a caer, siempre la iban a retornar para acá, pero ella dijo que no, que por sus hijas lo iba a volver a hacer», dijo Elsa Marilí Portillo, una de las mujeres que conoció a las víctimas en entrevista con la cadena Univisión. «Tenía la ilusión, igual que todos acá, de reunirnos con nuestras familias», añadió.

Idalia y el pequeño Iker fueron arrastrados por las corrientes del río, sin que nadie pudiera rescatarlos. Autoridades de EU. se movilizaron para recuperar los cuerpos de ambos.

Desde octubre de 2018, se han registrado 35 muertes en ese sector del río.

Entre los fallecidos se encuentra el salvadoreño Óscar Alberto Martínez Ramírez, de 25 años, quien se ahogó abrazado a su bebé, en junio de 2019. La fotografía de ambos cadáveres provocó una enorme conmoción.

#A sangre fría

Cártel de Jalisco Nueva Generación recluta niños para formar asesinos

El grupo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, alias «El Mencho» es una de las organizaciones criminales con más integrantes menores de 18 años.

Por Redacción, 2019-09-18 11:33

México.-En un territorio sin ley, los más jóvenes son carne de cañón para el crimen organizado. Las madres están muy preocupadas, protegen a sus hijos porque saben que están en un foco rojo. Los criminales se agarran de quienes tienen más necesidad, menos estudios, más vulnerabilidad, y en México hay muchísimas personas en esa situación.

Su posición como como una de las células más poderosa del país, le permitió al Cártel de Jalisco Nueva Generación, reclutar a cientos de personas en los últimos cinco años, pero las autoridades alertan de que comenzaron a integrar a sus filas a menores de edad.

El grupo liderado por Nemesio Oseguera Cervantes, alias «El Mencho» es una de las organizaciones criminales con más integrantes menores de 18 años.

El objetivo del abominable reclutamiento es que en el marco legal mexicano los menores reciben un trato diferente al ser arrestados, incluso por crímenes como asesinato.

Cuando los alistan para formar parte de una organización criminal, los líderes no piensan en formar criminales profesionales, sino que aprovechan su vulnerabilidad y si los detienen o asesinan no hacen nada por ellos, por que saben que hay miles más para ser usados.

Antes de cumplir la mayoría de edad, el rapero Christian Omar Palma Gutierrez , alias «QBA», se integró a la célula criminal del CJNG como dealer y en labores de vigilancia, según la Fiscalía General del Estado de Jalisco.

En más de una década, el rapero logró reunir miles de seguidores en YouTube, donde compartía sus canciones; sin embargo, no fue suficiente. «QBA» participó en el asesinato de tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) en Jalisco.

Los jóvenes Salomón Gastélum, de 25 años, Daniel Díaz, de 20 y Marco Ávalos, de 20, fueron secuestrados y torturados antes de su muerte. «QBA» y sus cómplice habrían intentado hacer desaparecer sus cuerpos disolviéndolos en ácido. Actualmente se encuentra preso por su participación en el crimen.

Muchas historias con trágicos desenlaces se han entretejido al rededor de los niños sicarios. Podríamos decir que en medio de la mayor crisis de inseguridad, las nuevas generaciones crecieron en ambientes caracterizados por la pobreza y el miedo, y las bandas del crimen organizado se dieron a la tarea de ensanchar sus dominios en las grandes ciudades.

En México hay 38.3 millones de personas de 0 a 17 años, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Los menores de 11 años son considerados como grupo vulnerables porque todavía no desarrollan completamente la capacidad de decidir y estos los coloca en una situación indefensa frente a tentaciones o amenazas.

Las cifras se vuelven más sanguinarias al mencionar que de la población infantil, de 5 a 17 años, 460,000 menores han pasado a engrosar las filas de las organizaciones criminales.

Sicarios «enrolan» a menores

La Red por los Derechos de la Infancia (Redim) alertó desde 2011 que el Estado cada día ofrece menos oportunidades de desarrollo a niños, niñas, jóvenes, quienes son víctimas de una declarada guerra contra el crimen organizado.

Dos videos expuestos el pasado 27 de agosto, muestran a dos menores de edad que cargan armas largas mientras lanzan amenazas contra grupo criminales.

En uno de ellos se observa a un niño sicario arriba de una camioneta con un arma larga amenazando a Nemesio Oseguera, «El Mencho» y líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación.

El menor es identificado como colaborador de Jesús Greorio Villanueva, alias «R-5», supuestamente asesinado en 2013. El «R-5» era líder del grupo armado Gente Nueva, brazo armado del Cártel de Sinaloa.

En otra de las grabaciones se observa a un pequeño con un rifle de asalto y parado delante de un tigre encarcelado. «Pura gente del ‘Mayo’ y al que ande valiendo verga, se lo va comer gente el tigre, amenaza mientra apunta con el arma hacia el felino.

Por los hechos, Juan Martín Pérez García, director de Redim, llamó a las autoridades a proteger a los menores.

Juanito Pistolas, de 16 años, fue uno de los 11 integrantes de la Tropa del Infierno, escisión del Cártel del Noreste, por la policía de Tamaulipas en Nuevo Laredo, el pasado 27 de agosto.

Tan pronto se supo de su muerte, la noticia se viralizó en redes sociales. El niño sicario terminó decapitado gracias a las ráfagas de disparos que intercambiaron los criminales con el Grupo de Operaciones Especiales del Centro de Análisis, Información y Estudios de Tamaulipas.

La fama de «Juanito Pistolas» era tal, que circulan unos videos de narco rap dedicados a él. Uno de ellos llamado «Comandante Chikitín, donde hacen alusión a que ingresó a las filas del CDN desde los 13 años.

Los pequeños que sueñan con ser sicarios

En la muerte de tres adolescentes se repetían cuatro pasos clave: «Disparos, sigilo, crimen,asesinatos». La historia se desarrolla en San Luis del Río Colorado, Sonora, donde tres jóvenes, Alexis «R», de 14 años, Moises «O» y Armando «F», de 17 años, fueron sorprendidos por una unidad de la policía cuando asesinaban a una persona con arma de fuego.

Al saberse vigilados, los niños sicarios dispararon contra los policías, quienes respondieron el ataque y en el cruce de balas, los tres murieron.

Las autoridades locales dijeron que se encontraron con los adolescentes en la avenida Mazatlán, entre las calles 11 y 12, al suroeste de la localidad.

Los menores pertenecerían a la célula delictiva Los Salazar, lugartenientes del Cártel de Sinaloa, y quienes estuvieron detrás del asesinato de un menor en el municipio de Empalme, Sonora.

El menor Dayron Jesús Luna, de 7 años, murió el pasado miércoles al sufrir quemaduras en el 90 por ciento de su cuerpo, luego de que un comando armado irrumpió en su casa, secuestró a su padre y le prendió fuego a la vivienda con su familia adentro.

Dayron vivía en la colonia la Libertad, una de las más conflictivas de Empalme, Sonora.

Según un video difundido en redes sociales, una mujer identificada como la encargada de logística del Cártel de Los Salazar, brazo armado del Cártel de Sinaloa, afirmó que el padre del niño, José de Jesús Luna, alias «El Pelón de la Luna», distribuía droga del grupo criminal.

La CIDH considera que el reclutamiento de menores de edad por el crimen organizado o las pandillas se da también a partir de la dependencia a alguna droga.

Un informe reciente, publicado por la Redim, revela que tres niñas, niños y adolescentes son asesinados a diario en México, debido a la crisis de violencia, que solo durante el 2018 dejó más de 33.000 víctimas fatales.

#A sangre fría

Balacera en supermercado provoca sicosis en Monterrey

Ante los operativos policiales, empleados y compradores buscaron esconderse en la zona de almacén y en los baños para ponerse a salvo ante un posible enfrentamiento.

Por Redacción, 2019-09-18 11:32

México.– Una intensa movilización policiaca se registró anoche en la zona sur de Monterrey, tras una persecución que acabó en balacera en las inmediaciones de un supermercado -Soriana Contry- abierto las 24 horas del día, que causó pánico entre las personas que se encontraban en el lugar.

De acuerdo con medios locales, la persecución inició en Avenida Revolución, cuando elementos de la Fuerza Civil le marcaron el alto a un vehículo Mustang color negro, el cual no se detuvo y uno de los tres sujetos a bordo comenzó a disparar contra la patrulla.

De tal forma inició la persecución y, al llegar al cruce de Garza Sada con Alfonso Reyes las dos unidades chocaron, por lo que las tres personas descendieron del auto deportivo y dispararon una vez más contra la patrulla.

Uno de los sujetos fue detenido casi al momento, mientras que los otros se refugiaron en la tienda mencionada, la cual permanece abierta las 24 horas y donde se encontraban varios clientes.

Ante los operativos policiales, empleados y compradores buscaron esconderse en la zona de almacén y en los baños para ponerse a salvo ante un posible enfrentamiento.

En el interior del supermercado fue detenido otro presunto responsable y durante la madrugada se mantuvo un despliegue de seguridad al sur de la ciudad para hallar al otro delincuente.