Guerrero.- Los cuerpos de cuatro personas asesinadas y calcinadas, fueron encontrados dentro de una camioneta en un paraje de la comunidad Rincón de la Vía, municipio de Chilpancingo.

Alrededor de las 5 de la tarde se reportaron disparos de arma de fuego y humo negro en el punto conocido como "La Quebradora" en el poblado de Rincón de la Vía en Chilpancingo.

De manera casi paralela inició un bloqueo en la comunidad de Buenavista de la Salud, para exigir la presencia de autoridades de seguridad y la liberación de una persona secuestrada el día de ayer.

Al lugar del bloqueo llegó la esposa de uno de los cuatro asesinados y pidió que se liberaran las vías de comunicación federal para que arribaran fuerzas de seguridad y se pudieran sacar los cuerpos.

De manera extraoficial se conoció que entre los cuatro asesinados se encontraba un elemento de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

También, trascendió que la camioneta donde se encontraban los cuatro occisos fue la misma en la que fue levantado un habitante de Buenavista de la Salud.

En medio de estos hechos de protesta y violencia, ninguna corporación de seguridad ha hecho acto de presencia en los pueblos del valle del Ocotito en Chilpancingo.

En Acapulco ejecutan a dueño de taller de motos

Un hombre de nombre Pedro Muñiz Astudillo de 83 años fue asesinado, y su hijo Eduardo Muñiz Hernández, de 26 años, resultó herido de gravedad.

Los hechos ocurrieron a las 17. 20 horas en la calle Oaxaca y Querétaro de la colonia Progreso, en el taller de motos Muñiz.

La policía recibió un reporte de la comandancia de la policía ministerial, informando que en el lugar indicado se encontraba una persona del sexo masculino privado de la vida, por proyectiles de arma de fuego.

El cuerpo de la víctima quedó en el interior del citado negocio, en pocision decúbito dorsal, y presentaba a simple vista una herida producida por proyectil de arma de fuego, situada en extremidad cefalica y abdomen. El hombre vestía un shorts tipo bóxer a cuadros en color verde y azul, y huaraches cruzados color café.

El cuerpo de la víctima fue identificado por su hijo de nombre Pedro Muniz, quién dijo que la víctima en vida respondió al nombre de Pedro Muñiz Astudillo, agregando que con motivo del atentado resultado lesionado su hijo de nombre Eduardo Muñiz Hernández, quién fue trasladado al hospital general del Quemado para su atención médica.

En el lugar fueron localizados esparcidos sobre el suelo un casquillo percutido del calibre 38 super y una bala deformada.

En el lugar no hay cámaras de C-4, y se procedió al traslado del cuerpo al servicio médico forense para la necropsia de ley.