Pocas veces se vieron el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el filipino Manny Pacquiao para concretar y promocionar su pelea, y este miércoles fue una de ellas, la última donde hablaron.

En concurrida conferencia de prensa en el KA Theatre del hotel MGM, “Money” y “Pacman” ofrecieron sus últimas declaraciones, de manera oficial, previo al choque del sábado en la considerada “pelea del siglo”.

Decenas de medios de comunicación se dieron cita para escuchar las palabras de los protagonistas de la batalla, quienes estuvieron acompañados por gente como el promotor Bob Arum y el entrenador Fredie Roach.

Pacquiao arribó con lentes oscuros, camisa y saco, mientras el “Pretty boy” lo hizo con sudadera negra, vivos rojos y las letras “TMT” en blanco, una gorra y con una bebida en mano.

De los pugilistas, el primero en tomar el micrófono fue el filipino, quien destacó la preparación realizada para la batalla, y comentó que al término de la misma buscará a su rival para hablar sobre la fe y de Dios.

También dijo que busca ser un ejemplo para la gente de su país, a quienes quiere dar una satisfacción cuando enfrente al invicto norteamericano.

Acto seguido habló “Money”, quien dejó en claro que el objetivo es dar una gran pelea a los fanáticos que acudirán al MGM Grand, al tiempo de reconocer el esfuerzo que hicieron todas las partes para concretarla.

También se dejaron ver el mexicano Mauricio Sulaimán y el puertorriqueño Francisco Valcarcel, titulares del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Organización Mundial (OMB), de manera respectiva.

Sulaimán Saldívar presentó el “cinturón esmeralda”, mismo que estará en juego; Bob Arum, en tanto, destacó a los dos peleadores, mientras “Paco” Valcarcel, de pocas palabras, dijo que los ganadores serán los aficionados.

Notimex