México.-Algunos países ya están saliendo del confinamiento provocado por la pandemia del coronavirus y uno de los primeros lugares a los que salieron fue a la playa. Aquí es donde surge una gran inquietud, pues muchos se preguntan si el SARS-CoV-2 puede contagiarse a través del agua de mar, la arena o las albercas.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que no existen estudios científicos de la supervivencia del Covid-19 en entornos acuáticos, es por ello por lo que el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España emitió un informe en el que se analizan las probabilidades de infección en dichos entornos.

Por normativa sanitaria es obligatorio desinfectar el agua de las piscinas. Se usa cloro y éste facilita la muerte del virus que causa el Covid-19. El porcentaje de cloro que debe tener una piscina es de al menos 0.5 miligramos por litro (aunque pueden llegar a tener entre 1 y 2 miligramos por litro, lo cual sigue siendo seguro para la salud).

No se trata de ponerle más cloro a la piscina, sino de asegurarse que tenga el nivel adecuado, independientemente del número de personas que estén en ella.

El CSIC recomienda lavarse la cara y las manos con jabón antes de meterse y al salir de la alberca.¿Qué pasa con el agua de mar?

El agua de mar tiene sal y se ha comprobado experimentalmente que este elemento desactiva o destruye al coronavirus, afirmó Joan Grimalt, investigador del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua de España. “Hay muchísimos organismos que no pueden vivir en un entorno salino. El agua de mar tiene una osmosis, una densidad de iones, que mata muchas de las familias de virus”, indicó.

A la reacción ante la sal del mar, hay que añadir el “efecto dilución”, es decir, el virus se disemina en el agua y esto rebaja su poder de infección.

Bruce Ribner, director médico de la Unidad de Enfermedades Transmisibles Graves del Hospital de la Universidad Emory, en Estados Unidos, señala que para infectarse, una persona necesita estar expuesta a un mínimo de partículas virales y que cualquier secreción que vaya al agua, por un estornudo o tos, se diluirá rápidamente.

¿Me puedo contagiar de coronavirus a través de la arena de la playa?

La probabilidad es realmente baja debido a tres factores: el sol, la salinidad y la rugosidad de la superficie. La arena tiene altas concentraciones de sal provenientes del mar que la baña; además, se ha señalado que en superficies rugosas los coronavirus se mantienen activos por menos tiempo.

Ahora sabemos que la posibilidad de contagiarnos de coronavirus en playas o piscinas es baja, pero las grandes aglomeraciones en estos sitios son lo que nos puede poner en riesgo.