Acapulco, Guerrero. Las medidas de seguridad sanitaria frente a la pandemia de Covid-19, como el uso de cubrebocas, son obligatorias por ley en Acapulco.

El cabildo de esta ciudad aprobó los lineamientos para la aplicación de protocolos en materia de prevención y protección ante la emergencia sanitaria para su aplicación estricta en el reinicio de actividades del sector turístico en fase naranja del semáforo epidemiológico.

En sesión virtual los regidores analizaron la propuesta de reforma al reglamento de Turismo para incluir la aplicación de esos protocolos sanitarios y sanciones por violación a los mismos.

La iniciativa fue turnada a las comisiones unidas de Salud, Gobernación y Turismo.

Algunas de las medidas de observancia general en todos los establecimientos comerciales y de servicios son el uso de cubrebocas, la desinfección de manos con agua y jabón o gel antibacterial.

En el caso de las playas,  está prohibida la instalación de sillas, toldos y mesas, en consecuencia, los restaurantes deberán servir los alimentos dentro de sus instalaciones.

Las autoridades del municipio insistieron en que habrá sanciones a los prestadores de servicios que desacaten las medidas sanitarias y preventivas establecidas mediante el decreto acordado en coordinación interinstitucional por los tres niveles de gobierno, con la finalidad de frenar más contagios y evitar un rebrote del nuevo Coronavirus que representaría un retroceso a la fase roja de riesgo epidemiológico.

“Yo fui muy clara con los turisteros (en reuniones previas que sostuvieron de manera virtual) y les dije que no vamos a permitir o solapar que hagan cosas que están prohibidas, porque de lo contrario nos van a obligar a cerrar las playas nuevamente”, comentó la alcaldesa Adela Román al respecto.