EU.-La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, pidió a los manifestantes que piden justicia por la muerte del afroamericano George Floyd mantener la paz en medio de las protestas.

"Entristecida al ver que nuestro país y nuestras comunidades están siendo dañadas y destrozadas", expresó la mujer en su cuenta oficial de Twitter.

"Les pido a todos que protesten en paz y que se enfoquen en cuidarnos unos a otros y sanar a nuestra gran nación", afirmó, en referencia a los actos de vandalismo y de violencia que se han registrado en más de 40 ciudades del país en el contexto de las marchas por la muerte de Floyd.

Hace unos días Melania había destacado el derecho que tienen los estadounidenses a manifestarse, pero señaló que no había razón para la violencia que se estaba viviendo.

"Nuestro país permite protestas pacíficas, pero no hay razón para la violencia. He visto a nuestros ciudadanos unificarse y cuidarse mutuamente a través de COVID-19 y no podemos parar ahora. Mi más sentido pésame a la familia de George Floyd. Como nación, centrémonos en la paz, las oraciones y la curación", señaló el viernes.

Floyd murió el lunes pasado luego de que un policía lo sometiera bocabajo contra el suelo y presionara la rodilla contra su cuello.

El hecho, presenciado por varios estadounidenses que reclamaban al oficial que quitara la rodilla del cuello de Floyd conmovió a miles de personas en el país, que han volcado su enojo en las calles.

Muchos de los asistentes a las marchas, sin embargo, han aprovechado el caos para destrozar negocios que apenas se estaban levantando tras la crisis del coronavirus.

Esa situación ocasionó que en al menos 40 ciudades se impusieran toques de queda en respuesta a los violentos incidentes. Hasta el momento más de 4.000 personas han sido detenidas.

La última jornada de protestas fue este domingo cuando las calles se llenaron de manifestaciones pacíficas contra la muerte de personas negras a manos de la policía, pero estas se vieron empañadas por disturbios que golpearon ciudades desde Filadelfia hasta Los Ángeles, e incluso hubo quemas de autos frente a la Casa Blanca.

En Miami, un grupo de manifestantes pacíficos se unieron para impedir que un grupo vandalizara un negocio, y empañara así el reclamo de justicia para los negros en EU.