Ciudad de México.- Un menor de edad fue perseguido y asesinado a balazos por hombres armados, frente a una escuela primaria del sector Cañadas, en Culiacán, Sinaloa.

Las autoridades informaron que el menor aun no ha sido identificado, pero tiene aproximadamente 14 años de edad y vestía un pantalón azul de mezclilla y playera verde.

El asesinato se registró a las 10:30 horas, por la calle Sierra del Carmen, entre Guadalupe Victoria y Tepozteco, en el mencionado sector.

Algunos testigos del hecho comentaron a las autoridades que el menor era perseguido por personas armadas que viajaban en un vehículo, quienes al darle alcance le dispararon en varias ocasiones hasta verlo caer sin vida y huyeron del lugar.

El menor cayó sin vida en las escaleras de la escuela primaria Benito Juárez, ubicada en ese sector.

Peritos de la Fiscalía General del Estado, levantaron del lugar varios casquillos de pistola calibre .9 milímetros.

Un agente del Ministerio Público dio fe e inició la carpeta de investigación correspondiente, y el cadáver fue llevado al Servicio Médico Forense.

JÓVENES HARTOS DE VIOLENCIA

Un centenar de jóvenes y activistas de organizaciones civiles se reunieron esta mañana en las inmediaciones de Catedral para exigir justicia por los constantes ataques y asesinatos contra jóvenes y crear conciencia civil.

El grupo toma en cada rojo del semáforo de la avenida Álvaro Obregón para mostrar su inconformidades en pancartas.

“Sin memoria”, arenga una joven por megáfono, “no hay justicia”, responde el grueso de manifestantes.

“Somos personas”, gritaron, "no números”, completan.

“No tenemos miedo de morir”; ” tenemos miedo que nos maten”.

También colocaron decenas de cruces de cartón y madera en las escalinatas de Catedral.

A la protesta de los jovenes también asistió Oscar Loza Ochoa, de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos, y Natalia Reyes, del Colectivo de Mujeres Activas de Sinaloa.

Francia Aguilar, estudiante de tercer año de antropología y 20 años de edad, explicó que la idea nació por la insistente aparición de hechos violentos ocurridos en el estado con jóvenes como víctimas.

“Empezamos a hacer una convocatoria, de persona a persona, también fuimos a las facultades y en redes sociales, es importante que se entienda que las manifestaciones son inofensivas, pero significan mucho”, señaló.

Dayana Cebreros, de 21 años, también resaltó la importancia de que los jóvenes tomen la iniciativa.

“Todos los días vemos noticias de que hay muertos, y hay muertos jóvenes”, lamentó.