México.- Del total del alcohol que se vende y consume en México, 36.4% es ilegal, de acuerdo con la tercera edición del “Análisis del mercado ilegal de bebidas alcohólicas destiladas en México”, que la Comisión para la Industria de Vinos y Licores (CIVyL) encomendó a Euromonitor International.

El estudio identifica que el mercado ilegal tiene un costo de 27 mil millones de pesos, equivalente a un volumen 17.3 millones de cajas de 9 litros. Esto le representa al gobierno federal una pérdida fiscal anual de 8,500 millones de pesos de IEPS no recaudados.

En 2017 la CIVyL presentó la 2ª edición del estudio en la que destacó un decrecimiento de 7 puntos porcentuales en comparación con la edición de 2015 –esto es, el mercado ilegal disminuyó del 43% al 36%– como resultado de acciones conjuntas entre la iniciativa privada y las autoridades. Sin embargo, la última edición reporta que el problema de ilegalidad se mantuvo en 36%.

El pasado 2 de abril, la SHCP a través del SAT, firmó un acuerdo con la industria para reforzar la fiscalización y combatir el mercado ilegal de bebidas alcohólicas destiladas.

Durante la firma, la jefa del SAT, Margarita Ríos-Farjat presentó el proyecto de impresión digital de marbetes, que consiste en que el SAT dé a los contribuyentes las series y los folios digitales, para que haga la impresión en la etiqueta o contra-etiqueta de la botella.

“La firma de este acuerdo nos entusiasma y reconocemos que es un paso en la dirección correcta. El problema de la ilegalidad es global y, considerando que en los países miembros de la OCDE oscila entre el 8% y el 12%, aún tenemos mucho trabajo por hacer para reducir la ilegalidad que representa un problema de evasión fiscal y de salud para México”, dijo Erik Seiersen, presidente de CIVyL.

Ángel Abarrategui, director general ejecutivo de Jose Cuervo, miembro del Consejo de CIVyL y vicepresidente de la CNIT, comentó que “Este acuerdo de colaboración persigue una mayor vinculación institucional entre industria y gobierno, en aras a implementar acciones que refuercen la fiscalización y combatan el mercado ilegal de bebidas espirituosas”.

Rodolfo González, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Tequilera(CNIT) señaló: “Estamos seguros de que este trabajo y comunicación constante entre autoridades e industriales reforzará las acciones para combatir la ilegalidad”.