Ciudad de México.-"Me gustaría que un día viniera a Italia. Espero que acepte el desafío de salir de la zona de confort como yo, pero si él está contento (en Barcelona, donde ha jugado toda su carrera profesional) lo respeto", confesó hace un tiempo Cristiano Ronaldo. El luso, que fue rival de toda la vida de Messi, le propuso el desafío.

Lo que nadie pensó es que ese día llegaría. Lionel Messi ya le anunció al Barcelona que no seguirá en el club y acepta el reto de salir de la zona de confort, del club que lo arropó toda su vida. "He jugado en Inglaterra, España, Italia, Portugal y con mi selección nacional, mientras que él todavía está en España", aseguraba Cristiano.

Ahora Messi tendrá la chance de experimentar un nuevo fútbol, una nueva liga, otras costumbres, otro ambiente y el desafío de sentirse cómodo en un lugar ajeno.

"Messi es un jugador fantástico y un buen tipo. Salí de mi zona de confort y acepté este desafío en Turín, he demostrado que todavía soy un jugador increíble", cerró CR7 en su momento. Ahora será Messi quien tome ese rol. ¿Se verán las caras en Italia? ¿Podrá el Inter tomar a Messi y romper el mercado?