México.- Las acusaciones contra la desprestigiada congregación de Legionarios de Cristo continúan repitiéndose una y otra vez, ahora también bajo el paraguas del movimiento #MeToo. Desde el jueves pasado, la denuncia de la cantante y presentadora mexicana Ana Lucía Salazar, quien relató haber sido abusada a los ocho años por un sacerdote de la Legión, ha ido provocando una llamarada de polémicas y debates en las redes sociales, cuyo real alcance es difícil de prever.

“Hola, mi nombre es Ana Lucía Salazar y estoy buscando información sobre el padre Fernando Martínez. Yo soy una de las víctimas del señor, él me abusó cuando tenía ocho años”, escribió Salazar, en un largo mensaje en Facebook, que el lunes ya había sido compartido unas 13 mil veces y tenía más de 180 comentarios.

Las acusaciones contra la desprestigiada congregación de Legionarios de Cristo continúan repitiéndose una y otra vez, ahora también bajo el paraguas del movimiento #MeToo. Desde el jueves pasado, la denuncia de la cantante y presentadora mexicana Ana Lucía Salazar, quien relató haber sido abusada a los ocho años por un sacerdote de la Legión, ha ido provocando una llamarada de polémicas y debates en las redes sociales, cuyo real alcance es difícil de prever.

“Hola, mi nombre es Ana Lucía Salazar y estoy buscando información sobre el padre Fernando Martínez. Yo soy una de las víctimas del señor, él me abusó cuando tenía ocho años”, escribió Salazar, en un largo mensaje en Facebook, que el lunes ya había sido compartido unas 13 mil veces y tenía más de 180 comentarios.