Ciudad de México.-Un indignante video registró el instante en que una pareja de mexicanos sufrió un ataque xenófobo y racista de una mujer de Los Ángeles (Estados Unidos). ¿Qué hizo? Les destrozó su auto a martillazos y les exigió que se “regresaran a México” porque no los quiere ver en su barrio.

El incidente ocurrió el sábado 13 de junio en el distrito de Chatsworth, cuando Edy Perez y su esposa se percataron que su vecina rompía a martillazos su auto. “Odio tanto a las personas racistas… Estoy en Miami mientras esta idiota en Los Ángeles me rompe el coche… todo porque es racista y no le gustamos”, contó el hombre en Twitter.

Natalie Mason, esposa de Edy, fue testigo de la brutal agresión. “Le pregunté: ‘¿Qué hemos hecho para ofenderte?’. Por favor, cuéntanos (…) intentaba calmarla, pero no me respondió”, contó a CBS News.

No es la primera vez que habían tenido problemas con la mujer, en una anterior oportunidad les exigió que “regresaran a México”.

En el video se aprecia a la agresora destruir el vehículo de Edy con un martillo y luego se acerca a quien la está grabando para intimidarla.

"Maldita m...", expresa. Después, dice “Llama a la Policía” de manera desafiante. Sobre el final del video, la mujer golpea tachos de basura mientras se escucha a Mason hablar con el 911.

Más tarde, otra vecina que escuchó el alboroto, salió de su casa y se enfrentó con la mujer: la insultó, la agarró de los pelos y frenó el ataque. La escena fue captada por Edy, quien indignado decidió subir el video en las redes sociales.

La mujer xenófoba fue arrestada por el Departamento de Policía de Los Ángeles, bajo la acusación de “vandalismo grave”. La fianza quedó fijada “en cero” por la pandemia del coronavirus, y fue liberada al día siguiente, según CBS News.

La agresora justificó su agresión porque estaba "disgustada" con el lugar donde habían estacionado el coche, pues creía que se encontraba "muy pegado" a su auto.

Tras la campaña que Edy realizó en GoFundMe, los usuarios donaron 12.000 dólares a la pareja hispana para que puedan reparar su vehículo, que sufrió más de 50 abolladuras.

“Nunca esperé alcanzar la cantidad del objetivo, esto fue sólo una campaña abierta para aquellos que entendieron la situación y quisieron ayudar. Ahora hemos recaudado más de la cantidad necesaria y solo quiero dar las gracias a todos los que han apoyado”, publicó Edy.