Cuernavaca, Morelos.- Durante la firma con autoridades de Morelos del acta de conformación del Comité Estatal de Información, Estadística y Geográfica, Julio Alfonso Santaella Castell, presidente del INEGI, reconoció que durante el levantamiento del Censo de Población y Vivienda 2020 será un reto la confianza de la ciudadanía.

“No les tengo que decir, pero estamos en una situación donde hay cierto recelo de la población, el  contexto nacional es difícil y con mayor dificultad que antes la gente abre las puertas a desconocidos y entonces necesitamos hacer un esfuerzo adicional para que la gente sepa que somos nosotros, que somos el INEGI, que venimos debidamente identificados y estamos con el propósito de contarlos a todos”, expresó.

El objetivo del Comité es utilizar los datos que arrojan las encuestas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) para la toma de decisiones, creación e implementación de políticas públicas encaminadas al desarrollo del estado.

Cuauhtémoc Blanco Bravo, gobernador del estado, y Santaella Castell firmaron el acta para el funcionamiento de dicho cuerpo colegiado, del cual forman parte los secretarios del gabinete estatal.

“Este censo de población es el ejercicio de mayor envergadura que tenemos en nuestro País, se levanta cada 10 años y es la fuente más importante para caracterizar a la población y a las viviendas, la idea es contar personas y contar viviendas, saber cuántos y cómo somos, dónde estamos y de la misma manera con respecto a todas las viviendas del territorio nacional”, dijo el presidente del INEGI.

Para llevar a cabo el censo, agregó, encuestadores deberán recorrer los 2 millones de kilómetros cuadrados del País en un lapso de 4 semanas.

“Para poder hacer eso necesitamos tener equipo y recursos suficientes. En términos de personal, estaríamos contratando al rededor de 200 mil  personas para poder llevar a cabo una serie de labores. En el estado de Morelos tan solo serían alrededor de 3 mil 500 personas”, expresó.

En esta edición del censo, que será llevado a cabo en marzo de 2020, se utilizarán por primera vez dispositivos de cómputo móvil, lo que agilizará el manejo de  los datos recabados.

“Este censo va a utilizar por primera vez dispositivos de cómputo móvil, como celular, para lo cual estaríamos utilizando 186 mil a nivel nacional. Además estaremos imprimiendo más de 3 millones de cuestionarios impresos que por  alguna razón u otra no podamos recoger a través de los dispositivos electrónicos.

“Necesitamos oficinas o espacios físicos para poder hacer nuestro trabajo de campo, a nivel nacional  estamos considerando alrededor de 9 mil  espacios locales que nos sirvan y tan solo en el estado de Morelos alrededor de 160 y, por supuesto, también estaremos utilizando una serie de sistemas informáticos para las distintas etapas del proceso del censo”, comentó Santaella Castell.