México.- Olga Sánchez Cordero, secretaria de Gobernación, mantuvo una reunión con Filippo Grandi, representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), en donde discutieron las políticas de asilo y de refugio del país. Al terminar la reunión, afirmaron que México enfrenta un reto por el incremento de solicitudes de refugio.

"Tuvimos una reunión con el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados. Estuvimos cerca de hora y media platicando con él de toda la política de asilo y de refugio que tenemos en nuestro país. Y también decirlo con toda claridad, del apoyo que han recibido de ACNUR para nuestro país ha sido sumamente importante definitorio, diría yo, para enfrentar el reto enorme que tenemos de las solicitudes de refugio que se han incrementado", expresó Sánchez Cordero.

Por su parte, Grandi concordó con las declaraciones de Sánchez Cordero, pues consideró que la presión migratoria aumentó en México. El representante de la ACNUR explicó que es necesario apoyar al Gobierno de México con este reto, pero especificó que la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) necesita más recursos para lograr los objetivos.

Asimismo, Grandi se pronunció por atender la dimensión regional de la migración para buscar soluciones en los países de origen como El Salvador, Honduras y Guatemala para enfrentar a las raíz las causas de la migración, como los fenómenos de violencia, criminalidad, amenazas y discriminación.