La seguridad es un reto que estamos afrontando, aunque “no echamos las campanas al vuelo para decir que ya lo logramos”, aseveró el presidente Enrique Peña Nieto.

Durante su participación con los presidentes de Panamá y Haití en un panel de discusión, en el contexto del Foro Económico Mundial en Latinoamérica, sostuvo que a pesar de que la inseguridad es un problema que afecta a todos los países, México ha sido estigmatizado en esa materia por su cercanía con el mercado más importante del orbe.

Advirtió que su gobierno ha logrado avances importantes, al establecer operativos de amplio alcance que han dado resultados importantes, como son los casos de Ciudad Juárez o Monterrey, donde han disminuido ostensiblemente sus niveles de inseguridad, si bien es un reto que como país debemos seguir afrontando.

Respecto al combate a la corrupción, el Ejecutivo federal mexicano explicó que su gobierno ha afrontado ese problema con diversas estrategias, como la creación de la Ley de Transparencia y la discusión del sistema nacional anticorrupción.

A pesar de reconocer que ha recibido críticas por considerar que el tema de la corrupción es cultural, insistió en que la sociedad en su conjunto y los gobiernos deben cambiar su mentalidad para combatir de manera más eficaz este flagelo.

En respuesta a la pregunta que le formuló el presidente del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, en el sentido de cuál considera que será el legado de su gobierno, Peña Nieto aseguró que sin duda será haber dejado las bases para un nuevo progreso económico y social a partir de las reformas estructurales.

Sin escatimar el reconocimiento de todas las fuerzas políticas que hicieron posibles las reformas, dijo que se trata de una estructura sobre al cual México podrá construir su crecimiento y desarrollo hacia el futuro.

Sin embargo el mandatario se manifestó insatisfecho de que los resultados de estas reformas no avancen con la velocidad deseada, porque se trata de mejorar la calidad de vida de toda la población y de que el país avance.

Al abordar temas sobre América Latina, sostuvo que la integración latinoamericana tiene que ver con las acciones que realizan todos los países y con afinidades culturales e históricas que comparten, lo cual no significa unanimidad.

Enrique Peña insistió en la visión de México a favor de la autodeterminación de los pueblos y el respeto por la libre decisión de cada país de cómo conducirse, tanto en lo interno como en lo internacional.

Sin embargo destacó importantes avances en la unidad de América Latina, que se han potencializado con estructuras como la Alianza del Pacífico, donde México, Chile, Perú y Colombia han cristalizado sus visiones compartidas a favor del libre comercio.

Tan importante es este mecanismo, que ya varios países se han sumado como observadores y otros están en vías de integrarse formalmente a esta plataforma de unidad latinoamericana, en la cual insistió en el respeto a la autodeterminación de los pueblos. (Notimex)