Ciudad de México.- México tiene el sistema más robusto de instituciones públicas en materia de garantías individuales del Continente, pero tiene el desafío de aplicar una política pública de derechos humanos a nivel federal, estatal y municipal, aseveró Emilio Álvarez Icaza.

El secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) afirmó que en los últimos años, México ha estado expuesto a un escrutinio internacional, y que en los estados y municipios el panorama es peor, en donde si bien hay avances, algunas entidades no han modificado sus leyes.

Comentó durante la conferencia magistral “La situación de los derechos humanos y la respuesta de la sociedad organizada en México”, que ofreció en la UNAM, recordó que este país tienen 32 organismos públicos y una institución nacional en el rubro.

Aseveró que “hoy la sociedad encara la exigencia de presentar pruebas de todo lo aseverado; ya no basta confinar el hecho, ahora esos indicios deben remplazar el discurso, lo que demuestra la importancia de la evidencia científica como sustento de la investigación de la justicia”.

El pasado 24 de mayo, Álvarez Icaza afirmó que el gobierno mexicano tiene responsabilidad en la crisis financiera “extrema” que enfrenta la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), pues dejó de pagar sus cuotas en 20015 y lo que va de este año. Explicó que México decidió sólo aportar la asistencia del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes para el caso Iguala (GIEI), quienes estuvieron a cargo del caso Iguala y la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinaá. El también ex presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) fue tajante al señalar que México, quien era el país latinoamericano que aportaba los mayores recursos, es “responsable” de la crisis financiera que enfrenta el organismo, y que significará un recorte del 40 por ciento de su personal a finales de julio. Con información de Notimex