México.- Los estudiantes mexicanos permanecen estancados en su rendimiento en Lectura, Matemáticas y Ciencias, revela la prueba PISA 2018, elaborada por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Ni la estrategia educativa del expresidente Felipe Calderón, ni con la reforma educativa impulsada por Enrique Peña Nieto se logró sacar a México del bache escolar.

Según la prueba del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés), el rendimiento medio en lectura, matemáticas y ciencias en el País se mantuvo prácticamente igual que en los últimos 12 años.

La OCDE reconoce una ligera mejoría en el bloque de estudiantes con los peores resultados y también una ampliación en la cobertura en secundaria, según indica el reporte que será presentado este martes por la SEP y el organismo internacional.

Como resultado de las mejoras entre los estudiantes de bajo rendimiento en matemáticas y ciencias, el rendimiento entre los estudiantes con el rendimiento más alto y más bajo en estas dos materias se redujo con el tiempo.

La prueba realizada cada tres años afirma que, a partir de 2003, cuando los resultados fueron los peores, el promedio de la calificación de los estudiantes no fue significativamente diferente.

Por otro lado, la OCDE reconoció que en los últimos 15 años, México ha expandido la educación secundaria, pues en ese lapso se han agregado a más de 400 mil estudiantes a la población total de jóvenes de 15 años que pueden presentar PISA.

De 2003 a 2018, la proporción de estos jóvenes aumentó de 50% al 66%.

La organización indicó que es probable que el incremento de estudiantes en la educación secundaria amortiguó precisamente una mejoría en los resultados promedio del País en PISA.

De acuerdo con la OCDE, los resultados en México son parecidos a los de Tailandia, Uruguay, Rumania, Bulgaria, Qatar, Albania, Costa Rica, Montenegro y Colombia dentro de los miembros de la organización.