*En promedio debe haber 17 jueces por cada 100 mil habitantes. México solo tiene cuatro jueces por cada 100 mil habitantes, indicador muy menor de acuerdo al promedio global.

Ciudad de México, 20 de abril.- Sólo superado por Filipinas, México ocupa el lugar 58 de 59 países, en el Índice Global de Impunidad, un estudio que indica cuál es el nivel de la impunidad por país.

El Índice Global de Impunidad, es realizado conjuntamente por la Universidad de las Américas de Puebla (UDLAP) y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado (CCSPJP).

El documento dado a conocer hoy, “es el primer gran esfuerzo académico internacional que busca medir un fenómeno multidimensional, en extremo complejo de analizar, como es el de la impunidad por país”, refieren.

Para este estudio se analizó la información de los 193 Estados Miembros de la ONU y otros 14 territorios que generan información estadística comparable. De los 193 miembros de la ONU, 59 países fueron incluidos en el Índice Global de Impunidad por haber contado con información estadística suficiente y actualizada en materia de seguridad, justicia y derechos humanos.

Cinco fueron los países peor evaluados, entre ellos: Filipinas, México, Turquía, Colombia y Rusia. Los mejor calificados son naciones europeas. De estos, Croacia es el país con el índice más bajo de impunidad al contar con 45 jueces por cada 100 mil habitantes.

“El problema de la impunidad en México es funcional y estructural, no nació en esta administración pero se necesitan tomar medidas urgentes para reducir los altos niveles que observamos”, se observa en el documento.

La investigación de Índice precisa que México tiene dos dimensiones prioritarias que debe atender: la funcionalidad de su sistema de seguridad y la estructura de su sistema de justicia.

“En México no se necesita invertir cada vez más recursos para aumentar el número de policías, sino en los procesos que garanticen la efectividad de sus acciones. La ejecución de esta acción contribuiría a liberar la carga de la estructura judicial”, refiere el estudio.

El país tiene una necesidad de contar con más jueces dentro del sistema de justicia. “Esta acción impactaría inmediatamente sobre los juicios, ya que al aumentar el número de éstos se podría reducir el número de personas encarceladas esperando sentencia y con ello también reducir la sobrepoblación de las cárceles”.

En este análisis por país se estima que en promedio debe haber 17 jueces por cada 100 mil habitantes. México solo tiene cuatro jueces por cada 100 mil habitantes, indicador muy menor de acuerdo al promedio global.

El estudio de Índice muestra la deficiencia del sistema de justicia penal mexicano al tener casi la mitad de su población detenida sin sentencia (46 por ciento); asimismo presenta poca correspondencia entre la cantidad de personas encarceladas por homicidios sobre los casos denunciados por este delito. Destaca también el número reducido de jueces frente a la cantidad de casos que llegan a tribunales.