#Suave Patria

«México debe encontrar a los 43 y a 40 mil desaparecidos»: Bachelet

Por Redacción, 2019-04-08 13:47

México.- La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, indicó que la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero, en septiembre de 2014, representa un “caso paradigmático” que muestra la gravedad de las desapariciones en México y los retos que enfrenta el gobierno para atender las violaciones a las garantías fundamentales.

“Llegar a la verdad, la justicia, la reparación y las garantías de no repetición en cumplimiento de los estándares internacionales en el caso Ayotzinapa, es una obligación del estado mexicano. A la vez es una oportunidad para potenciar cambios de fondo en el sistema judicial que permitan alcanzar el anhelo de justicia de quienes han sufrido graves violaciones a sus derechos humanos y saldar la deuda histórica que existe con las víctimas de la violencia”, enfatizó.

Esta mañana, la funcionaria internacional firmó un convenio de colaboración con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, en el que la representación de la ONU-DH en México brindará asesoría y asistencia técnica para resolver el caso Ayotzinapa.

“El objetivo será alcanzar la verdad y la justicia sobre la desaparición forzada de los 43 estudiantes de la escuela normal Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, y de otros crímenes perpetrados en la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014 en Iguala”, subrayó Bachelet en la ceremonia en la que se signó este acuerdo, que se celebró en el Salón José María Morelos de la cancillería, donde también estuvieron presentes la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, los subsecretarios de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la SRE, Martha Delgado; y de Derechos Humanos de la SG, Alejandro Encinas.

Atestiguaron el acuerdo una comisión de los padres de los normalistas y los representantes de las organizaciones que los han acompañado en más de cuatro años y medio de mucha por la justicia y la verdad.

Bachelet reconoció la voluntad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador para iniciar una nueva etapa en el caso Ayotzinapa, que permita superar los cuestionamientos formulados por distintas instancias nacionales e internacionales a la invetsigación realizada por la extinta Procuraduría General de la República.

“Confiamos en la implementación de las recomendaciones de los organismos internacionales de derechos humanos, incluyendo las del informe de mi Oficina (en México) “Doble injusticia”. Prácticas como la tortura, malos tratos y actos de obstrucción de la justicia no tienen cabida en un Estado comprometido con los derechos humanos. Y ese mismo estándar es el que debe regir el caso Ayotzinapa: el pleno respeto a los derechos humanos”.

Llamó a las autoridades mexicanas a asumir la búsqueda de las más de 40 mil personas desaparecidas en el país como una prioridad ineludible.

Por su parte, el canciller Ebrard subrayó que el caso que congregó esta forma de acuerdo “es la principal preocupación del gobierno de Andrés Manuel López Obrador por la inmensa trascendencia y los significados que tiene para la vida pública Mexicana. Si hablamos de un nuevo régimen, más que en reformas legales y constitucionales estamos pensando en la verdad y la justicia”.

Subrayó que es muy relevante para el gobierno federal que la ONU-DH respalde este proceso, pero a la vez exija que éste se lleve con base en las más altas normas y estándares internacionales en materia de derechos humanos.

La titular de la SG, Olga Sánchez Cordero, detalló que esta mañana, en la reunión del gabinete de seguridad, el presidente López Obrador dejó en clara la principal prioridad de su gobierno, y tiene que ver con la dependencia a su cargo: la protección y garantía de los derechos humanos.

La agenda de Bachelet continua. Este lunes estará en la Fiscalía General de la República y en la Secretaría de Gobernación.

#Suave Patria

Hasta los inconformes respetan a AMLO en sus eventos

El presidente reiteró que no usará guardaespaldas para su seguridad personal porque nunca se ha sentido agredido.

Por Redacción, 2019-07-23 11:12

México. Notimex.- Aunque hay inconformidades, en general también hay mucho respeto, afirmó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien reiteró que no usará guardaespaldas para su seguridad personal porque nunca se ha sentido agredido.

“La gente me cuida, hay algunos que se pasan, que me apachurran, pero por lo general hay mucho respeto, hasta de quienes están inconformes porque se están cambiando las reglas y van a manifestarse en contra pero son respetuosos”, sostuvo en su conferencia matutina en Palacio Nacional.

Señaló que lo sucedido en Ciudad Valles, San Luis Potosí, donde el sábado pasado realizó una visita de trabajo y donde manifestantes irrumpieron en el hotel donde pernoctó, el Ejecutivo federal dijo que ese fue “algo excepcional” también hay respeto y “no me he sentido nunca agredido”.

Tras pedir la ayuda de la gente para que lo cuide, subrayó que se trata de la organización de actos en los que participa mucha gente “y yo quiero saludar a todos y ellos también; no es fácil de abrir el paso, de hacer la valla, todo eso es lo que se tiene ir resolviendo para evitar problemas”, dijo.

López Obrador expuso que existe la posibilidad de manipulación a la gente pero también aseguró que la mentalidad del pueblo cambió, “puede ser que les den instrucciones de qué hacer y por cualquier circunstancia van, pero ya estando ahí ya no se atreven, porque no le hacemos mal a nadie, aunque los manden”.

“Hay dirigentes sin convicción que sólo mandan, pero la gente es respetuosa y siempre es así, es cosa de ir informando, ya no se hacen las cosas como antes porque los apoyos se hacen directos y no mediante intermediarios”, puntualizó.

#Suave Patria

MC se envalentona en Nuevo León: «no necesitamos alianzas para ganar»

El senador Samuel García dijo “tener denunciados penalmente a casi la mitad de los priístas” por lo que descartó uniones con el PRI.

Por Redacción, 2019-07-23 11:07

México.- El senador Samuel García Sepúlveda dijo no requerir de alianzas para obtener la gubernatura de Nuevo León, tras ser fotografiado con Clara Luz Flores, Abel Guerra e Ildefonso Guajardo.

El emecista explicó que como se mantiene de puntero en las encuestas hacia el proceso electoral de 2021 quedan descartadas de momento las alianzas con otros partidos, pero dijo dar la bienvenida a Clara Luz, en caso de que ésta quisiera integrarse a MC.

García Sepúlveda incluso dijo que los partidos “están interesados” en las alianzas, de cara a los próximos comicios.

Además, dijo “tener denunciados penalmente a casi la mitad de los priístas” por lo que descartó uniones con el PRI.

El fin de semana el senador fue fotografiado con los referidos políticos, en lo que se leyó entre los analistas políticos como una posible charla de alianzas y uniones de cara a la elección para relevar a Jaime Rodríguez Calderón.

Sin embargo, el legislador dijo que se trató de un encuentro casual, pues fue a comer y se encontró a todos en el palco de Guajardo, al que fue invitado, en el medio tiempo.

#Suave Patria

«Políticas neoliberales del FMI dañaron a México», acusa Obrador

«No les tengo mucha confianza a esos organismos, ellos fueron los que impusieron la política neoliberal», refirió el presidente.

Por Redacción, 2019-07-23 11:02

México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó hoy que el Fondo Monetario Internacional (FMI) debería ofrecer disculpas a México por el daño que le causaron sus políticas neoliberales, y dijo desconfiar de sus pronósticos de crecimiento económico.

«No les tengo mucha confianza a esos organismos, ellos fueron los que impusieron la política neoliberal. Todos ellos deberían ofrecer disculpas al pueblo de México y hacer autocrítica», señaló en su conferencia de prensa matutina al enumerar las «políticas dañinas» del FMI.

«Deberían decir ‘lo que propusimos resultó un fracaso y causamos un grave daño a los mexicanos porque dijimos que con la privatización iba a haber crecimiento y empleo (…), que había que disminuir al Estado y apostar al mercado, que la globalidad era la panacea y con las reformas estructurales, válgame Dios, iba a llegar la felicidad para el pueblo'», expresó.

López Obrador afirmó que «nada de eso ocurrió, al contrario, la política neoliberal terminó en aumento de impuestos, paralización de la economía, en quitarle derechos a los trabajadores, afectar la dignidad de los maestros, dejarnos sin médicos por el afán de privatizar la educación, caída en la producción petrolera, más dependencia en la compra de combustibles».

Agregó que las «recetas» del FMI provocaron que se desataran la violencia y la inseguridad y cuestionó: «¿cómo van a estar ahí opinando?, ¿qué autoridad moral tienen?, con todo respeto».

El jefe del Ejecutivo aclaró que México no va a renunciar a esos organismos, porque «formamos parte del sistema financiero mundial, pero no quiere decir que no sepamos lo que han significado sus políticas».

«Ahora ellos ya no van a decidir sobre la agenda de México, eso se terminó ya», advirtió tras invitar «a los expertos del FMI, a los expertos, a los tecnócratas, a los nostálgicos del neoliberalismo, a que veamos si es lo mismo crecimiento que desarrollo».

En su opinión, crecimiento es que se genere riqueza, pero «puede ser que ese crecimiento signifique solo acumulación de riqueza en unos cuantos», pues acusó que en el «periodo neoliberal» México llegó a ser el cuarto país con más multimillonarios, mientras crecía la desigualdad.