México.- Las primeras referencias al cáncer se hallan en papiros egipcios que datan de mil 600 A.C., hoy se conocen más de 100 tipos y es una de las enfermedades en las que la industria farmacéutica invierte millones de dólares cada año.

Solo en México, el desembolso de éstas ronda anualmente los 40 mil millones de pesos, incluyendo investigación y desarrollo de tecnología e infraestructura, de acuerdo con el Instituto Farmacéutico (Inefam), organismo especializado en generar información estratégica sobre el sector público de medicamentos.

“El hecho de que esta enfermedad persista es del interés de todos los laboratorios, tanto de los que tienen patente y siguen buscando alternativas, como para empresas mexicanas que hacen el esfuerzo por ofrecer medicamentos genéricos”, dijo en entrevista Enrique Martínez, director del Inefam.

De acuerdo con el especialista, la pérdida de patentes de algunos medicamentos para tratar distintos tipos de cáncer, entre otros factores, ha favorecido al sector mexicano en la fabricación de genéricos. Cerca de 20 laboratorios nacionales trabajan en este ramo, ya sea desarrollando fármacos que coadyuven en los tratamientos o en terapias específicas y sofisticadas.

Así, en el caso de los medicamentos genéricos destaca la participación de Laboratorios Pisa, Probiomed, Zurich Pharma, Lemery, Laboratorios Columbia, Asofarma de México, entre otros, los que además tuvieron una importante participación en las compras de 2018 por parte del sector público para el tratamiento oncológico.

En tanto, para el tratamiento con productos de patente destacan casos como Roche, Novartis, Zurich Pharma, Bayer, Pfizer, Pisa, AstraZeneca y Bristol Myers Squibb.

De acuerdo con la compañía de origen alemán, Boehringer Ingelheim, aunque al momento los tratamientos oncológicos representan cerca de 5.0 por ciento de sus ventas en el país, continúan con el análisis de la enfermedad y de nuevos productos de tratamiento.

La empresa tiene disponibles en el país sus dos tratamientos para este tipo de padecimientos, el Afatinib y el Netedaniv, ambos para cáncer de pulmón, aunque esta no es la única área en la que han tenido acercamiento.

“BI, en los últimos 10 años, ha realizado estudios de Investigación en Cáncer Pulmonar, Cáncer de colon y Cáncer de Pleura (Mesotelioma Maligno) y en breve iniciaremos estudios de investigación en Cáncer de Mama y Cáncer Anal. La oferta de BI en cuanto al tratamiento contra el cáncer es muy robusta”, afirmó la compañía.

Con un portafolio integrado por 10 medicamentos para el tratamiento de oncología, el laboratorio suizo Novartis ya tiene una participación de 25.1 por ciento de sus ventas globales por esta categoría.

Alberto Friedrich, director médico AstraZeneca México, expuso que la compañía cuenta con más de 160 proyectos a escala global de desarrollo e investigación clínica, 62 de los cuales corresponden al área oncológica.

De acuerdo con el Latest Global Cancer Data, se estima que el año pasado se registraron 18 millones de casos nuevos y 9.6 millones de muertes. La Organización Mundial de la Salud estima que para 2030 los casos nuevos sobrepasarán los 20 millones anuales, aunque el número podría reducirse puesto que entre 30 y 50 por ciento de los tipos de cáncer son prevenibles. La Sociedad Mexicana de Oncología considera que las elevadas cifras de muertes por cáncer se deben a los diagnósticos tardíos. El 60 por ciento de los casos de cáncer en México es detectado en etapas avanzadas.