México.- México es el primer consumidor de videojuegos en América Latina; además, a nivel mundial ocupa el sitio décimo segundo.

Se ha convertido en una industria que se fortalece de sectores creativos, económicos y tecnológicos que genera una cadena de valor, pues suma a otras industrias.

Expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) refieren que los videojuegos son un fenómeno importante en el país, pues se estima que la mitad de la población los utiliza y, aunque son un espacio de anunciantes de comida chatarra, podrían ser una herramienta que potencialice la generación de hábitos saludables.

Los investigadores en el tema de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) Adolfo Gracia Vázquez y Emmanuel Galicia Martínez precisan que en el país el mayor punto de consumo es a través de internet, haciendo que la migración de medios tradicionales a transmisión en directo cobre relevancia.

Las empresas, en particular de alimentos chatarra, encuentran en los videojuegos una manera de comunicarse con nuevos públicos y de generar contenido, pues generalmente estos productos se relacionan con sentimientos de felicidad.

En los videojuegos, la publicidad aparece constantemente con promociones y descuentos, pues para pasar a otro nivel se debe observar un video de los anunciantes.

“Hay una serie de elementos que contribuyen a esta situación: vivimos en una sociedad consumista en la que tener más se refleja en los hábitos alimenticios. Además hay un cambio de consumo de medios: la gente pasa horas frente a las pantallas y en las redes sociales y cada vez más se suman a la digitalización”, asegura Gracia Vázquez.

En tanto, Galicia Martínez puntualiza que “los videojuegos se pueden adaptar para fomentar hábitos saludables mediante la realidad aumentada. Algunos incitan a los usuarios a tener actividad física”.

No todos los videojuegos son “malos”, los que más llaman la atención son los deportes electrónicos, principalmente el futbol.