México, Notimex.- Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, prevé que la fase 3 de la epidemia por coronavirus se registre en dos o tres semanas en nuestro país.

“Lo que estamos haciendo ahorita va a tener un efecto en algunas semanas próximas donde vamos a tener la fase 3, a veces la expectativa es yo hago algo hoy, para tener un resultado hoy, no es el caso con esta enfermedad; en este caso es hoy tengo que actuar, por eso decidimos desde el 23 de marzo iniciar la jornada nacional de sana distancia que dura hasta el 30 de abril, porque lo que hagamos hoy, quedándonos en nuestra casa, saliendo lo mínimo indispensable, lo vamos a ver con resultados positivos en la fase tres que viene en un par de semanas aproximadamente”, explicó.

“Dos o tres semanas, aproximadamente; ahorita tenemos que mantener mucha disciplina porque todavía no viene la fase más intensa de la enfermedad. Quedarnos hoy en la casa tiene el propósito que cuando tengamos una fase más intensa de transmisión, que va a ser la fase tres, tengamos menos contagios, menos personas enfermas y menos personas graves y que las podamos atender a todas”, agregó.

Reiteró que la epidemia “no se ha acabado” por lo que pidió a la población mantenerse en su casa porque la única manera de disminuir la intensidad de la transmisión es quedándonos en casa.

“Después va a venir la fase tres, la epidemia no se ha acabado, y como hemos dicho también en repetidas ocasiones, debemos estar preparados para una epidemia larga”, destacó.

El subsecretario detalló que este domingo la cifra de casos confirmados de coronavirus alcanzó dos mil 143 casos confirmados, mientras que el número de defunciones suma 94.

En rueda de prensa detalló que además se tienen cinco mil 29 casos sospechosos y se han descartado 10 mil 682. La Ciudad de México, el Estado de México y Jalisco siguen como las entidades más afectadas.

Aunque a nivel mundial el predominio de complicaciones en personas infectadas se encuentra en los adultos mayores, el funcionario señaló que en México se registran muchos casos en adultos jóvenes.