México.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revisó a la baja la cifra de crecimiento de la economía mexicana del segundo trimestre, con respecto a los primeros tres meses del año, de 0.1 a 0.0 por ciento.

Con este dato, México evitó “de panzazo” la llamada recesión técnica, pero confirmó que la economía está estancada, pues acumula tres trimestres con números cercanos a cero.

En el cuarto trimestre de 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) avanzó 0.1 por ciento, mientras que en el primero de este año cayó 0.3 por ciento.

“Continuamos fuera del terreno de recesión técnica. No se observan al menos al menos dos trimestres consecutivos con tasa de crecimiento trimestral negativa”, comentó Gabriel Casillas, director general de Análisis Económico de Grupo Financiero Banorte.

De manera anual, la economía avanzó 0.3 por ciento, con lo cual en el primer semestre del año el avance fue de apenas 0.2 por ciento, el menor desde 2009.

Los débiles resultados se centran en la caída del sector industrial (actividades secundarias), el cual retrocedió 1.7 por ciento a tasa anual.