CDMX.- México ocupará uno de los 10 asientos no permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas por el periodo 2020-2021, en una votación histórica hecha bajo estrictas medidas de higiene en la sede de la ONU en Nueva York.

El país ocupará el puesto que ocupaba República Dominicana, después de obtener 187 votos de 192 posibles.

Además de elegir a los miembros no permanentes del Consejo se Seguridad, también se nombró al presidente de la Asamblea General y a los miembros del Consejo Económico y Social.

México era el único país que optaba por el asiento en la región de América Latina y el Caribe, por lo que tenía prácticamente la certeza de obtenerlo. Lo mismo que India para el grupo Asia-Pacífico.

Se trata de la quinta ocasión en la que México entra a formar parte de este órgano de Naciones Unidas, encargado de salvaguardar la paz y la seguridad mundiales. Ya lo hizo en los periodos 1946, 1980-1981, 2002-2003 y 2009-2010.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador mostró su interés en pertenecer al Consejo de Seguridad de la ONU desde julio de 2019. Entonces, el presidente dijo que el país actuará apegado al derecho internacional y respetando los principios de la política exterior mexicana: no intervención.

Donde hubo una fuerte competencia fue por las dos sillas correspondientes a Europa Occidental y otros países, disputada por Canadá, Irlanda y Noruega.

En la campaña de promoción de su candidatura, Canadá e Irlanda invitaron a miembros de la ONU a conciertos en Nueva York de sus estrellas respectivas: Céline Dion para el primero, y Bono y U2 para el segundo.

Una derrota para Canadá, que perdió frente a Portugal en su último intento por ocupar el puesto, significa un duro golpe para la carrera del primer ministro Justin Trudeau.

Una votación en plena pandemia

Por temores de fraudes o manipulaciones, una votación electrónica propuesta por algunos debido a la pandemia de COVID-19 fue descartada. La Asamblea General de la ONU acordó entonces hacer una votación mediante boletines secretos durante un periodo extenso del día para evitar un aglomeramiento en la sede de la ONU, donde se mantiene el teletrabajo hasta el fin de julio por el virus.

Cada uno de los 193 miembros de la ONU fue invitado a acudir a depositar su voto el miércoles en una urna en función de un horario que había sido previamente asignado.

Para obtener un puesto es necesaria una mayoría de dos tercios, es decir, 128 votos si participan los 193 miembros de Naciones Unidas. Y no se descartan varias rondas de votación en medio de una competencia cerrada entre los candidatos.

El Consejo de Seguridad cuenta con 15 miembros, cinco permanentes y diez no permanentes que se renuevan de cinco en cinco todos los años.

En la elección del miércoles, los miembros de la Asamblea General deberán elegir también a su próximo presidente para la sesión 2020-2021. Un solo candidato está en liza, el turco Volkan Bozkir, ex ministro y diplomático, fue declarado el nuevo presidente de la Asamblea General. Pero Grecia, Armenia y Chipre se han opuesto recientemente a su designación por consenso y han reclamado una votación secreta.

Con información de AFP