Con una sesión vespertina donde se trabajó a la ofensiva con el timing aéro y un repaso al sistema de juego que quiere el entrenador Horacio García, la Selección Mexicana inició su preparación con miras al Mundial Universitario a disputarse en esta ciudad en junio.

El Centro Deportivo Borrego recibió a los poco más de 60 jugadores para comenzar así esta importante fase en la que los coaches buscarán que se integren muy bien y puedan pelear por el título, el cual está en manos de México.

Defensivos y ofensivos trabajaron por separado bajo las órdenes del staff y bajo la supervisión del entrenador en jefe Horacio García repasaron los aspectos de formaciones, mientras los receptores y quarterback estuvieron repasando trayectorias y jugadas.

Los coaches ofensivos, entre ellos el entrenador de las Águilas de la UACh y ex mariscal de campo de los Borregos, Carlos Altamirano, corregían a los mariscales, mientras los receptores repasaban sus movimientos con la asesoría de sus entrenadores, con lo que se prevé un enfoque aéreo en el juego del equipo.

La práctica duró una hora y media, y dedicaron los últimos 15 minutos al acondicionamiento físico, que está a cargo del coach Rubén Borbolla Jr.

Se espera que este fin de semana lleguen los últimos jugadores que faltan por integrarse y a partir del próxima semana se trabaje con el equipo completo que intentará revalidar el título que consiguieron en Suecia 2014.