La Dirección de Epidemiología de la Secretaría de Salud aseguró que no se han registrado casos importados ni autóctonos del virus del zika en México, pero es innegable que llegará a territorio nacional como el chikungunya, porque ya está presente en el continente americano.

Los virus del zika, del chikungunya y del dengue, tienen en común que son transmitidos por el mosco aedes aegypti. El zika puede considerarse genéticamente como primo-hermano del dengue, pero menos letal, pues a la fecha en ninguna parte del mundo se ha reportado alguna muerte por esta causa.

Los síntomas de esta enfermedad son similares a los del dengue, por lo cual es indispensable que el personal de salud este altamente capacitado, para no confundir un padecimiento con otro, señaló la organización Médicos sin Fronteras México.

Este virus, que no es nuevo en la medicina, pero sí en el continente americano, se aisló por primera vez en 1947 en los bosques de Zika (Uganda), en un mono Rhesus, durante un estudio sobre la transmisión de la fiebre amarilla selvática.

De acuerdo con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque la infección en seres humanos se demostró por estudios serológicos en 1952 (Uganda y Tanzania), sólo hasta 1968 se logró aislar el virus a partir de muestras humanas en Nigeria.

En 2007 tuvo lugar el primer brote importante de infección por virus zika en la Isla de Yap (Micronesia), en la que se notificaron 185 casos sospechosos, de los que 49 se confirmaron.

En febrero de 2014, las autoridades de salud pública de Chile confirmaron un caso de transmisión autóctona de infección en la Isla de Pascua.

El director general de epidemiología de la Secretaría de Salud, Cuitláhuac Ruiz Matus, dijo que actualmente las autoridades de salud pública de Brasil están investigando una posible transmisión del virus zika, y también se habla de un posible caso en Puerto Rico.

"En México no tenemos algún caso importado, ni autóctono. Tenemos la capacidad de vigilancia epidemiológica como en el caso del chikungunya", enfatizó.

"Es un hecho que este virus se va a diseminar por todo el continente, de manera inminente llegará a México en algún momento, porque se trasmite exactamente por el mismo mosco que transmite el dengue y el chikungunya", destacó en entrevista con Notimex.

Expresó que no hay una situación de alerta, pero los servicios de salud de todo el país han recibido el aviso de esta enfermedad, para que estén atentos ante algún posible caso.

Al respecto, el encargado de los proyectos médicos para México y Honduras de la organización Médicos sin Fronteras, Henry Rodríguez, coincidió en que México tiene un soporte epidemiológico fuerte, lo cual le permite hacer frente a estas enfermedades emergentes en el continente.

Agregó que, "el gran reto en el Sistema de Salud es que, al tener tres diferentes infecciones que producen casi los mismos síntomas, el riesgo es no diagnosticar adecuadamente alguno de ellos y pasar por alto un dengue, y que sea un dengue grave que tiene una altísima mortalidad".

Los síntomas de una infección por el virus zika son muy parecidos a los del dengue: fiebre, dolor muscular y posibilidad de erupciones (pequeñas ronchas), aunque con la particularidad de que el paciente presenta conjuntivitis, explicó.

La mejor medida de prevención es evitar la proliferación del mosquito que la transmite siguiendo las mismas recomendaciones para dengue y chikungunya, que son las de evitar la acumulación de agua en llantas, cacerolas, piletas, floreros y charcos, entre otros.