México.- El combate a la corrupción y las acciones de austeridad permitieron al gobierno de la República generar un ahorro por más de 500 mil millones de pesos en nueve meses, recursos que se destinan programas sociales.

Así lo explicó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien destacó que su gestión no incrementará la deuda histórica que dejaron los expresidentes de México, Vicente Fox Quezada, Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto.

“No tenemos la necesidad de crear los impuestos ni aumentarlos, ni endeudar al país. Calderón aumentó la deuda a 5.2 billones, Peña nos dejó una deuda de 10 billones. Nada más para pagar intereses, este año tenemos que destinar 650 mil millones de pesos, casi el presupuesto de seis años el presupuesto de Puebla”, comentó.

Señaló que, a partir de las acciones para combatir la corrupción, para acabar con el huachicoleo y las políticas de austeridad permitieron lograr ahorros por más de 500 mil millones de pesos, recursos que son destinados para apoyar a las personas más necesitadas.

“No solo es una nueva moral pública. Imagínese los beneficios de acabar con la corrupción. Yo creo que llevamos ahorrados en nueve meses, 500 mil millones de pesos por no permitir la corrupción y por la austeridad republicana, por no gobernar con lujos”, comentó.

Durante el acto “Diálogo con la Comunidad del Hospital Rural Chignahuapan. Atención Médica y Medicamentos Gratuitos”, el mandatario resaltó que, a partir del combate al robo de ductos, se buscarán más ahorros.

“Todavía no hemos terminado por completo. Recibimos al gobierno con un robo de gasolina de 80 mil barriles diarios, 800 pipas diarias, hemos bajado. Ahora que venía de Poza Rica vi el convoy de las pipas que se adquirieron porque nos querían vencer y hubo sabotaje, querían que nos quedáramos sin combustible. Ahora, se roban entre 40 a 50 al día. Esta reducción significa que, si seguimos así, vamos a ahorrarnos 50 mil millones de pesos este año”, comentó.

Tras reconocer a Chignahuapan porque sus artesanos realizan las esferas “más bonitas”, López Obrador destacó que la corrupción es la principal causa de la desigualdad en México, problema que se está combatiendo de raíz.

“La corrupción es la causa principal de la desigualdad, económica y social. Por eso, se desató la violencia, la inseguridad. Tenemos un buen diagnóstico y vamos a curar ese mal. Vamos a enfrentar la corrupción y de ese modo, vamos a salir adelante”, expresó.

Señaló que su gobierno continuará con políticas de austeridad pese a las críticas que recibe y destacó que, si hubiera ocupado el helicóptero para visitar Chignahuapan, no se hubiera dado cuenta de los problemas carreteros.

“Si yo vengo a Chignahuapan en helicóptero, nunca me doy cuenta de los problemas de carreteras. Sí se malluga uno un poco, pero ya estoy acostumbrado porque estoy aflojado en tierra”.