#Suave Patria

México pasa por tiempos difíciles pero no serán permanentes: Heath

El subgobernador del Banco de México precisó que algunos eventos impactarán a la economía mexicana, pero de manera temporal.

Por Redacción, 2019-02-04 12:14

México. Notimex.- Hay que darle oportunidad y tiempo al nuevo gobierno para que las acciones y decisiones de política económica que ha tomado empiecen a dar resultados y fomenten el crecimiento económico, planteó el subgobernador del Banco de México (Banxico), Jonathan Heath Constable.

“No porque estamos viendo una desaceleración temporal ahorita tenemos que ser pesimistas y pensar que todo está mal, no; hay que darle tiempo a que todo empiece a cuadrarse bien y redirigir el crecimiento de este país”, añadió a unos días de su ratificación como nuevo integrante de la Junta de Gobierno del banco central.

En entrevista con Notimex, estimó que tras la positiva desaceleración que registraron los precios al consumidor en la primera quincena del año, la inflación retomará una tendencia más clara a la baja, que la llevará a converger a su meta a finales de este año, o de manera definitiva en 2020.

A casi 25 años de la autonomía del Banxico, destacó el respeto a esta facultad expresada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pues “es un tipo de ancla” que de alguna forma garantiza hasta cierto punto la estabilidad macroeconómica del país.

“Estamos pasando por tiempos difíciles, no va a ser algo permanente sino que estoy seguro que al rato vamos a empezar a ver mejores noticias en el horizonte”, sostuvo Heath, quien junto con Gerardo Esquivel, también recientemente ratificado como subgobernador, le está dando una nueva conformación a la Junta de Gobierno del Banxico.

Con más de 30 años de experiencia en el análisis de la economía mexicana y sus perspectivas, a sus 64 años Heath Constable será subgobernador por el periodo del 1 de enero de 2019-2026, en sustitución de Manuel Ramos Francia, quien dejó el puesto en diciembre pasado.

Consciente de la nueva responsabilidad que asume y de las decisiones “de gran envergadura” que tendrá que tomar como integrante de la Junta de Gobierno del banco central mexicano, a nivel personal considera que será un cambio “radical”.

Doctor en Economía por la Universidad de Pennsylvania, catedrático, experto en análisis macroeconómico, amante de la mixología y fanático de la bicicleta, expresa que si bien se divertía mucho en “mi vida anterior, creo que me puedo seguir divirtiendo”.

“Para mí es realmente fascinante el ver, analizar los indicadores económicos, interpretarlos, tratar de formular perspectivas, tratar de ver hacia dónde va el país y eso es lo que me ha fascinado, lo seguiré haciendo, nada más que en otro ambiente, en otro nivel de responsabilidad”.

Calificó de “un poco ingenuo” pensar que con su incorporación y la de Gerardo Esquivel como subgobernadores del Banxico habrá un cambio importante o de mayor independiente en el análisis de la Junta de Gobierno, pues desconocían cómo se desarrollaban antes las discusiones.

“Posiblemente había unas discusiones, increíbles, intensas y sería ingenuo de nuestra parte pensar que ahora llegamos nosotros y ahora sí va haber buenas discusiones”, expresa Heath Constable del otro lado de la línea telefónica, soltando una discreta risa.

Confió en que ambos seguirán contribuyeron al fortalecimiento de la institución y a tratar de asegurar su objetivo prioritario: la estabilidad del poder adquisitivo, en especial en las clases más desprotegidos, así como crear un ambiente de estabilidad macroeconómica capaz de ayudar a un mayor crecimiento y desarrollo nacional del país.

Con estos dos nuevos nombramientos, el de Heath y el de Esquivel, se completó la integración de la Junta de Gobierno del Banxico, conformada por cinco miembros, junto con su gobernador, Alejandro Díaz de León, y los subgobernadores Javier Guzmán e Irene Espinosa.

Heath Constable dijo que si bien este año no se anticipa un repunte en el crecimiento económico de México, debe entenderse que hay varias cosas que están pasando y hasta cierto punto son naturales, como que el primer año de cada gobierno siempre es complicado.

La nueva administración encabezada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, refirió, está tratando de redirigir el gasto público, lo que en principio tiene dificultades y rezagos de implementación y administrativos.

Apuntó que si bien es muy probable que se vea una desaceleración económica importante en la primera mitad del año, las medidas tomadas por la nueva administración también pueden empezar a tener impactos positivos hacia finales del año o por lo menos a partir del año entrante.

“Tarde o temprano tienen que empezar a dar resultados de resultados; empezamos en un ambiente muy incierto tanto en el externo como el interno pero creo que el gobierno está muy consciente de eso y poco a poco iremos poniendo las cosas en su lugar y creando el ambiente para poder crecer más”, manifestó.

Precisó que algunos eventos impactarán a la economía mexicana, pero de manera temporal, como son los problemas de distribución de gasolinas en diversas zonas del país durante días del año, los bloqueos ferroviarios de maestros y las huelgas en maquiladoras de Tamaulipas.

Definitivamente en el corto plazo van a pegarle a la actividad económica, pero son cuestiones temporales que se van a ir resolviendo, “van a implicar un arranque bastante lento pero que se van resolviendo, yo tengo toda la fe que más adelante veremos ya condiciones mucho más favorables”.

Sobre la sorpresa positiva que significó la inflación en la primera quincena de 2019, con un aumento de solo 0.11 por ciento que llevó a su disminución a 4.52 por ciento desde 4.66 por ciento en la segunda quincena de diciembre de 2018, confió que ahora se verá tendencia más clara a la baja.

Resaltó que ahora hay una mayor estabilidad en los precios de los energéticos, en particular de la gasolina, cuya alza a principios de 2018 contribuyó a que la inflación cerrara el año pasado en 4.83 por ciento.

No obstante, Heath Constable consideró que la durante 2019 la inflación debería retomar una tendencia a la baja, hacia converger a su objetivo anual, de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, de manera definitiva el año entrante.

“La inflación, aunque está bajando, todavía no está bajando según las proyecciones últimas que había hecho el Banco de México, entonces todavía riesgo de inflación a la alza, pero también el balance de riesgo de riesgos al crecimiento están más a la baja”, manifestó.

El nuevo subgobernador del Banxico precisó que el entorno internacional aún es complicado y puede cambiar, por lo cual hay que monitorear la inflación y tomar las decisiones de política monetaria más adecuadas en su momento, pero por ahora es muy difícil anticipar la trayectoria de las tasas de interés.

A un par de meses de que se cumplan 25 años del otorgamiento de la autonomía del Banxico, Heath Constable comentó que el hecho de que el presidente López Obrador haya dicho que será respetuoso de esta facultad del banco central, muestra que en el fondo ha entendido que la estabilidad macroeconómica es fundamental para un buen desarrollo del país.

“Estamos viendo países como Venezuela, que no le está preocupado es estabilidad y ahorita se está desmoronando su actividad económica se ha reducido más del 50 por ciento en un periodo de seis años, el poder adquisitivo totalmente destrozado, la población saliendo, huyendo de su propio país, eso yo creo que es una lección”, opinó.

Afirmó que no importa el ámbito de política económica, “pudiéramos tratar de ir más hacia la derecha o ir más a la izquierda” pero lo importante es que el país crezca, crear más empleos, una distribución del ingreso más equitativa o disminuir la pobreza.

Ante ello, dijo, la autonomía del Banxico ha sido muy acertada pues es “un tipo de ancla” que garantiza la estabilidad macroeconómica del país, las cual “es condición necesaria aunque muy lejos de ser suficiente para poder perseguir estos fines que queremos”.

#Suave Patria

Corrupción, la causa de la falta de talento y la violencia en México

Aguascalientes puede llegar a ser el primer estado libre de corrupción, meta factible de alcanzar si la sociedad se lo propone.

Por Redacción, 2019-02-16 13:51

México.- El índice de percepción de corrupción elaborado por Transparencia Internacional indica que México obtuvo 28 puntos de 100 posibles, un año antes estaba tres lugares arriba, de tal forma que ahora ocupa el lugar número 138 de 180 países.

Lo anterior ha propiciado que este flagelo se convierta en el principal obstáculo para el desarrollo de talentos, además de ser la causa de la violencia que se está viviendo y de impedir la cohesión del tejido social y de muchos otros inconvenientes que afectan el crecimiento del Producto Interno Bruto.

Así lo estableció, en conferencia de prensa, el empresario Arturo Ávila Anaya, en la que presentó su movimiento #yo no soy corrupto, el cual, dijo, tiene ya un oponente, Gabriel Arellano Espinosa, quien ha desatado una campaña de desprestigio en mi contra.

Indicó que si bien todo mundo habla de corrupción, nadie propone el cómo combatirla, es por eso que aquí decidimos lanzar este movimiento, una iniciativa que tenía que partir de la sociedad y se decidió iniciarla aquí en Aguascalientes, por ser un estado que empuja al país en materia económica, logística y educativa

En ese sentido, consideró que Aguascalientes puede llegar a ser el primer estado libre de corrupción, meta factible de alcanzar si la sociedad se lo propone.

De momento, tan sólo en nuestro continente estamos arriba de Guatemala, Nicaragua, Haití y Venezuela, países con un problema muy grave de gobernabilidad y en otra encuesta se establece que nueve de cada 10 personas consideran que en México los actos de corrupción son muy frecuentes.Arturo Ávila Anaya

#Suave Patria

“Precio único del libro es necesario impulsarlo”, señala Sergio Mayer

El diputado afirmó indicó que de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Lectura 2015, esta actividad es la quinta que práctica la población mexicana.

Por Redacción, 2019-02-16 13:04

México.- El presidente de la Comisión de Cultura y Cinematografía, Sergio Mayer Bretón, afirmó que es fundamental impulsar el precio único del libro para acercar a la población a la lectura y potenciar la industria, ante la disminución del 7.8 por ciento de lectores en el país.

En entrevista, indicó que de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Lectura 2015, esta actividad es la quinta que práctica la población mexicana, después de ver televisión, realizar un deporte, escuchar música y reunirse con familiares y amigos.

Según cifras del Módulo de Lectura del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la población lectora mayor de 18 años decreció de 84.2 por ciento en 2015 a 76.4 por ciento en 2018, mencionó.

En las mesas de trabajo en torno a la “Exención Fiscal y el Precio único del libro”, Mayer Bretón apuntó que integrantes del gremio editorial plantearon que se estableciera un precio único de las publicaciones de 36 meses a partir de la fecha de impresión o reimpresión señalada en el colofón pedimento de exportación.

“De aplicarse el precio único sería como un antídoto que beneficiaría a los lectores y librerías grandes e independientes porque las pondría en igualdad de condiciones respecto a los costos de transacción de los libros”, externó.

Por ejemplo, dijo, en España, Francia y Reino Unido existen leyes y acuerdos en materia de lectura, libros y bibliotecas para establecer el precio único del libro.

Señaló que en 2008 se aprobó la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro, en la que se incluyó el precio único del libro, y su reglamento fue publicado dos años después. Sin embargo en la práctica no ha podido llevarse a cabalidad.

Resaltó que otra propuesta sustancial es otorgar una tasa cero del Impuesto al Valor Agregado (IVA) desde la producción de los libros hasta su comercialización para impulsar las ventas, en este sentido “la participación del Gobierno es fundamental”.

El legislador de Morena enfatizó que la mayoría de los especialistas coincidieron en la necesidad de crear el Estímulo Fiscal A Proyectos de Inversión en Libros (EFILibros) para incentivar e impulsar a la industria, estableciendo requisitos y procedimientos para el otorgamiento de estos créditos.

Ello a fin de posibilitar líneas de crédito especiales por parte de la Secretaría de Economía (SE) y otras dependencias gubernamentales para las micro, pequeñas y medianas empresas.

“Como legisladores, nuestro compromiso es crear leyes que impulsen políticas públicas que fomenten la lectura y permitan a nuestro país ser competitivo en el mercado editorial nacional e internacional”, enfatizó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Carlos Anaya Rosique, coincidió en la necesidad de impulsar el precio único del libro para que un ejemplar tenga el mismo valor en todo el país y así, impulsar la industria y la lectura en el país.

Puntualizó que la aplicación de la tasa cero del IVA tiene como fin que se devuelva esta prerrogativa desde la producción hasta la comercialización del ejemplar para impulsar esta industria.

“En la actualidad los editores tenemos la tasa cero, la cual permite que el IVA que pagamos a los impresores, la renta, luz y todo pueda ser devuelto por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Sin embargo en la comercialización de los libros está exenta, por eso planteamos que tenga el mismo tratamiento de tasa cero hasta su comercialización”, explicó.

Anaya Rosique planteó que este sector requiere de apoyos económicos y financiamientos para su desarrollo y para la construcción de proyectos editoriales.

Consideró que se requiere crear una política fiscal para atender las necesidades de la industria, que se ha visto afectada con el paso del tiempo y la tecnología.

“Lo que necesitamos, más que una excepción fiscal, es una política fiscal para todo el sector del libro, entendiendo a éste como un proyecto en la industria cultural estratégica. El libro no puede ser tratado como cualquier otro producto”, comentó.

Precisó que la industria también necesita de proyectos de promoción de la lectura, escritura, libro, industria y editorial, así como desarrollar una política real de inversión para las bibliotecas, a fin de construir más, fortalecerlas y asignarles recursos para la compra de libros.

“No es posible que un país que tiene mil 204 puntos de venta y 600 librerías en dos millones de kilómetros cuadrados, 96 por ciento de los municipios no tengan una librería, eso debe atenderse”, subrayó.

Respecto a las bibliotecas, consideró que éstas deben tener recursos para adquirir libros, así como para su proceso natural de descatalogación, construcción y fortalecimiento.

“Tenemos bibliotecas extraordinarias y muy grandes como la Vasconcelos o la de México, pero tenemos pequeñas bibliotecas en poblaciones a las que no les llegan los libros. Para qué sirven las bibliotecas si no tienen libros”, cuestionó.

La directora general de publicaciones de la Secretaría de Cultura, Marilina Barona del Valle, aseveró que se requiere de políticas públicas que se vinculen con todas las dependencias del Gobierno de México para que las publicaciones puedan circular sin restricciones en las librerías del país.

“Necesitamos un abanico de opciones para poder consolidar el libro en el país y para que llegue barato a la gente se necesita una política pública, para llegar a un equilibrio y toda esa cadena se vea beneficiada”, dijo.

Barona del Valle detalló que traer un libro de España a México cuesta 30 por ciento sobre el valor del libro y a la inversa cuesta 120 por ciento, lo cual se vuelve inviable.

#Suave Patria

Empresarios cierran filan con AMLO; le darán consejos económicos

El presidente dará el anuncio de la integración del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.

Por Redacción, 2019-02-16 11:50

México.- El próximo lunes 18 de febrero el sector empresarial y productivo del país cerrará filas con la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, dado que se dará el anuncio de la integración del Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico.

La convocatoria que está haciendo el gobierno de la República es a organizaciones empresariales, organismos sociales y de trabajadores, cámaras de comercio, al Consejo Ejecutivo de Empresas Globales, académicos e investigadores en temas de crecimiento económico y desarrollo, entre otros.

Al evento también acudirán integrantes del Grupo de los Diez de Monterrey y del Consejo Mexicano de Negocios.

El anuncio se realizará a medio día en el marco del Palacio Nacional y de acuerdo con el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, se trata de “un llamado del presidente López Obrador para que representantes de distintas partes del país, con distintas vocaciones económicas —empresarios, líderes obreros, investigadores y ONG— se puedan estar nutriendo de las opiniones, región por región y por actividad económica”. Se prevé la asistencia de entre 400 y 600 invitados.

El Consejo para el Fomento a la Inversión, el Empleo y el Crecimiento Económico tendrá un gran consejo, integrado por 60 miembros, que a su vez “contará con varios órganos de gobierno que significará una comisión ejecutiva, además de varios comités por regiones y por temas de actividad económica, de tal forma que se pueda concentrar decisiones específicamente para zonas del país y clústers”, detalló Castañón.

En ese sentido, ejemplificó con la industria automotriz en el corredor del Bajío, el sector aeronáutico, la agricultura protegida o la del aguacate o tomate: “Así tendremos distintos comités en donde podremos opinar, proponer y también comprometer”.

Agregó que se buscará también el impulso de pequeñas y medianas empresas del país, que estén interesadas en invertir y desarrollarse, además de hacer cadenas de valor y buscar políticas públicas que impulse esto a través de banca de desarrollo, investigación y desarrollo.

Castañón comentó que las expectativas de inversión han bajado en el mundo y que México no es la excepción: “Entonces tenemos que buscar fórmulas específicas por sectores para ver cómo podemos crecer”.

A su vez, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Gustavo de Hoyos, afirmó que estarán atentos a conocer cuál es el planteamiento que se hace por parte del presidente López Obrador ante este nuevo consejo.

“Partiendo de lo que se contiene en la invitación que se nos hizo, si se habla de conciliación de esfuerzos, esto implica un clima de concordia”, dijo el dirigente empresarial.

Apuntó que para esto “es indispensable que desde la Presidencia de la República cese el lenguaje polarizante, ya que con bastante frecuencia tiende a estigmatizar a los empresarios, si se busca promoción de la inversión se necesita la certidumbre”.

Expuso que desde la Coparmex están atentos, y de buena fe, listos para apoyar cualquier esfuerzo que pretenda generar condiciones para la inversión: “Sin embargo para que este consejo pueda tener realmente algún resultado es fundamental que haya condiciones para ello”.

De Hoyos destacó que atenderán con atención y de manera propositiva este nuevo consejo, con ánimo de colaboración en esta convocatoria: “Desde luego nuestra postura va a ser inmediatamente señalar en la primera oportunidad que se reúna este organismo, los elementos indispensables para que pueda darse una corriente de inversión en el país”.

El líder de Coparmex Indicó que si se pretende con este consejo conviertir a México en el principal destino de inversión del mundo es indispensable que el Presidente, como lo hacen muchos jefes de gobierno, viaje y busque la confianza de las empresas localizadas en los principales países.