México.- El Pleno de la Cámara de Diputados aprobó modificaciones a la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para que cuando no haya condiciones para una licitación pública nacional, el Presidente de la República o cualquier dependencia puedan acudir al extranjero a adquirir equipo médico, medicamentos y servicios.

Con 290 votos a favor de las bancadas de Morena, PT, PES y el Verde, argumentaron que con esta modificación se rompe el monopolio de medicinas caras, de mala calidad y echadas a perder y acusaron que hay expolíticos que se dedican a vender medicamentos al Gobierno mexicano.

La Comisión de Transparencia y Anticorrupción había aprobado una redacción inicial para agregar un párrafo quinto al artículo 1 de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público para quedar así: “En el caso de la adquisición de bienes o prestación de servicios para la salud, cuando de la investigación de mercado se concluya que la licitación no es la vía idónea para asegurar al Estado las mejores condiciones conforme a lo previsto en el artículo 134 de la Constitución Política, las dependencias y entidades, previa autorización de la Secretaría por conducto de la Oficialía Mayor, podrán contratar con organismos intergubernamentales internacionales a través de los mecanismos de colaboración previamente establecidos con éstos.

Sin embargo, se cambió para quedar así: “Queda exceptuada de la aplicación de la presente ley, la adquisición de bienes o la prestación de servicios para la salud que contraten las dependencias y/o entidades con organismos intergubernamentales internacionales a través de mecanismos de colaboración previamente establecidos siempre que se acredite la aplicación de los principios previstos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos”.